No es secreto que Halloween es una celebración especial para los chiquititos de la casa. Pero amiga, de que se te va un ojo de la cara, se te va. Por suerte, te tengo unas ideas bastante sencillas para disfrazar a tus niños en Halloween ¡sin quedarte en bancarrota!

Lee más en ¿Qué más?: 7 Razones por las cuales es maravilloso que tus hijos cocinen contigo

Lo mejor de todo es que puedes disfrazar a tus pequeños con cosas que ya tienes en tu clóset. ¡Verás que quedan horriblemente lindos!

Imagen vía Corbis Images


Busca en tu baño 1

Busca en tu baño

Imagen vía Corbis Images

Vestir a tus niños como una momia es más fácil de lo que imaginas. Con un poco de tu propio maquillaje (para pintarle la carita como un león, en este caso), unos dientes de mentira, papel higiénico y pintura roja (para la sangre) puedes dejarlo ¡como todo un rey del antiguo Egipto! Basta con utilizar el papel de baño más económico que consigas y envuélveselo en el cuerpo, encima de una camisita blanca.

Advertisement

Familia que se disfraza unida... 2

Familia que se disfraza unida...

Imagen vía Corbis Images

¡Permanece unida! No hay nada más adorable que disfrazarse de lo mismo, sobre todo cuando no tienes tiempo o la energía de buscar ideas del otro mundo. En este caso, las calabazas se ven geniales y llamarán la atención por donde sea que vayan.

Advertisement

Sácales el lado artístico 3

Sácales el lado artístico

Imagen vía Corbis Images

Los niños son creativos por naturaleza, ¡sácale provecho! Préstales tu maquillaje, reúne todo tipo de pinturas y materiales para que ellos mismos se hagan un diseño único. ¡Verás que se inflan de orgullo!

¡Sé diferente! 4

¡Sé diferente!

Imagen vía Corbis Images

Es divertido ser único, a los niños les encanta. Anímalos a vestirse de Santa Claus o del Conejo de Pascua para Halloween y dale un toque distinto con pintura roja o dientes de mentira. ¡También es una buena forma de reciclar los disfraces!

Advertisement

Simple y clásico 5

Simple y clásico

Imagen vía Corbis Images

Cuando se trata de bebés, por más lindos que se vean con trajes pomposos y toda la cosa, es mejor dejarlo simple. Un trajecito rojo combinado con unos cachitos, le dará a tu pequeño la libertad de andar cómodo en Halloween, eso sí, ¡sin dejar de festejar!

Advertisement

¿Sin ideas? 6

¿Sin ideas?

Imagen vía Corbis Images

Una simple pintura en el rostro puede darle un toque único a cualquier disfraz, sin mencionar que los niños matarían ¡por hacer un desastre con colores!

Advertisement

Para que asusten, de verdad verdad 7

Para que asusten, de verdad verdad

Imagen vía Corbis Images

Bueno, no puede ser todo flores y mariposas para Halloween, ¿verdad? Asusta a todos haciéndole un diseño a tu hijo bien macabro y, si es bebé, acuéstalo en su cochecito. ¡Le pondrá los pelos de puntas a quien lo vea!

¡Celebra tus raíces! 8

¡Celebra tus raíces!

Imagen vía Corbis Images

Con Halloween, también viene el Día de los Muertos que se ha convertido en una celebración para mexicanos y latinos en USA. Aprovecha la ocasión y maquíllalos ¡como calaveras andantes! Es una buena manera de reforzarles su cultura.

Advertisement

Mírale la lado lindo... 9

Mírale la lado lindo...

Imagen vía Corbis Images

No tienes por qué vestir a tus niños de muertos y calaveras si no es de tu gusto. ¡Por eso no me gusta el Halloween! Pero tampoco puedes privarlos de ese momento. Así que opta por disfraces lindos y que vayan con la temporada –como un espantapájaros- ¡Quedará precioso!

... ¡Y el lado gracioso! 10

...  ¡Y el lado gracioso!

Imagen vía Corbis Images

Confieso que me encanta ver a los niños con trajecitos como éste. Otra prueba de que no tienes que apegarte a una simple tradición para que tus pequeñitos se diviertan.