Dicen que de la "moda lo que te acomoda" y aunque nos encantaría que todo se nos viera bien, la realidad es que cada una tiene un tipo de cuerpo que hace que unas cosas le luzcan mejor que otras.

Por fortuna, esto no tiene nada que ver con nuestro peso sino más bien con nuestra fisionomía. Incluso las modelos más bellas, tienen que elegir muy bien su ropa, de acuerdo a su tipo de cuerpo, para sacarse el mejor partido.

Lee más en ¿Qué más?: Descubre lo que dicen los colores de tu ropa

Así que la clave para lucir espectacular, es saber elegir lo que te queda bien. Es decir, optar por aquellas prendas que disimulen ciertas partes de tu cuerpo y resalten tus atributos al máximo.

Según el portal The Chic Fashionista.com, existen 5 tipos de cuerpo. Estos son el de pera, el triángulo invertido, el de rectángulo, el de manzana o cuerpo ovalado y el de reloj de arena.  Aquí te decimos cuáles son las características de cada uno y cómo vestirte según tu tipo de cuerpo.

Imágenes vía Getty images, Nordstrom, Bebe, ShopStyle

Cuerpo tipo pera 1

Cuerpo tipo pera

imágenes vía Getty Images, www.jcrew.com y ShopBob.com

El cuerpo tipo pera se caracteriza por una espalda pequeña, un busto pequeño, no mucha cintura, pero caderas grandes y bien formadas. A este tipo de cuerpos, les quedan bien las blusas con diseños o estampados en la parte de arriba, para aumentar visualmente el tamaño del busto. Los cinturones anchos para acentuar la cintura. Y las faldas o vestidos en línea A -no tan pegadas al cuerpo- para disimular unas caderas muy pronunciadas. Los drapeados o bordados a la altura del busto, también le darán mucho más volumen a esta zona.

Advertisement

Triángulo invertido 2

Triángulo invertido

imagen vía Getty Images, Forever 21, y

La característica más particular de este tipo de cuerpos es una silueta atlética. Es un tipo de cuerpo muy común entre las modelos de pasarela. Se caracteriza por unos hombros anchos que hacen que tu cintura y caderas luzcan estrechas. Para este tipo de cuerpos se recomiendan los pantalones rectos en lugar de los ajustados para darle mayor volumen a las piernas. Las blusas con rayas verticales para desviar la atención de los hombros hacia la cintura. Chaquetas entalladas para que la cintura luzca mucho más reducida. Y para una ocasión especial, un vestido sin mangas, para que el centro de atención sean tus lindos y definidos hombros.

Advertisement

Cuerpo tipo rectángulo 3

Cuerpo tipo rectángulo

imagen vía Getty Images, Nordstrom.com y

Las mujeres con un tipo de cuerpo rectangular, son aquellas que por lo general, tienen igual medida en el busto, en la cadera y en la cintura. La característica más particular de este tipo de cuerpo, es que la cintura no está tan marcada. Las prendas que mejor le quedan a este tipo de cuerpos son las que enfatizan la cintura. Los vestidos entallados a la cintura y luego sueltos, son la mejor opción. También los pantalones con pinzas y a la cintura son perfectos para este tipo de cuerpos. Finalmente, una apuesta segura son los tops o las faldas peplum.

Cuerpo tipo manzana 4

Cuerpo tipo manzana

imagen vía Getty Images y Nordstrom

El cuerpo tipo manzana es el que acumula la grasa desde la parte de arriba hasta el abdomen. Este tipo de cuerpo no tiene una cintura definida y es más común entre las mujeres llenitas. Quienes tengan este tipo de cuerpo deben evitar las prendas muy pegadas al cuerpo. Así como los estampados llamativos o grandes. A esta figura le favorecen las prendas de un mismo color que resalten las piernas o los hombros y desvíen la atención del abdomen. Para una ocasión especial, elige prendas con drapeados asimétricos a la altura de la cintura o vestidos con escote en forma de V.

Advertisement

Cuerpo tipo reloj de arena 5

Cuerpo tipo reloj de arena

Imagen vía Getty Images y Bebe.com

El cuerpo tipo reloj de arena se caracteriza por tener una figura bien proporcionada. Los hombros y las caderas se encuentran bien alineados y la cintura está bien definida. Quien posea este tipo de cuerpo, puede sentirse afortunada. Las prendas que lucen bien en este tipo de cuerpos son los vestidos largos y vaporosos, los pantalones tipo pitillo y las faldas de lápiz. Evita los estampados en todo el atuendo y busca un balance al vestirte: Si enseñas el busto no enseñes las piernas y viceversa.