Jovencita se entera que está embarazada 45 minutos antes de dar a luz

embarazada
iStock

Cuando Emma Louise Leggate se fue a dormir una noche de julio de 2018 nunca pudo pensar que a la mañana siguiente estaría dando a luz a su segunda hija. La joven escocesa, de 18 años, asegura que durante los nueve meses de embarazo nunca desarrolló una pancita de embarazada, pero al desertarse la mañana del 17 de julio de 2018, ahí estaba su panza en todo su esplendor, y los intensos dolores le avisaron de que estaba a punto de dar a luz.

Más en MamásLatinas: Famosos critacados por besar a sus hijos en la boca (FOTOS)

Los doctores no encuentran mucha explicación al caso de Emma Louise, aunque han desarrollado una teoría. La buena noticia es que la pequeña llegó al mundo sana y salva, pensando algo más de siete libras, y sin problema de salud alguno. Su mamá, casi un año después, ha contado la increíble historia de cómo se dio cuenta que estaba embarazada 45 minutos antes de dar a luz... tan tarde que no le dio ni tiempo de llegar al hospital.

Emma Louise Leggate no sabía si estaba en un sueño o en una pesadilla.

iStock

Esta ama de casa de 18 años vive en Escocia con su madre, y una noche se fue a dormir con un estómago totalmente plano...para despertarse por la mañana a punto de dar a luz. Debió pensar que la situación no podía ser real, pero lo era. Y mucho. 45 minutos después, en el parking de un hospital, dio a luz a su segunda hija: Ciara Louise.

"No tomé un test de embarazo, no tuve ningún síntoma. Nada. Te sueles dar cuenta a las 20 semanas, cuando el bebé empieza a patear, pero Ciara nunca se movió, así que no tenía ni idea de que estaba embarazada", comentó a The Sun la joven.

Advertisement

Los doctores tienen solo una teoría para explicar este caso.

iStock

No es un caso para nada normal, pues muchas coincidencias deben darse para que una mujer no llegue a enterarse de que está embarazada hasta prácticamente dar a luz, pero los doctores aseguran que Ciara seguro estaba recostada en la espalda baja de su mamá, contra la espina dorsal, por eso ocupaba el hueco en el vientre de Emma Louise pero no se notaba el bulto del embarazo en su pancita.

Advertisement

Emma Louise pensó que no le venía el período por estar tomando la píldora.

Emma Louise pensó que no le venía el período por estar tomando la píldora.

iStock

La mamá, que ya tiene una hija de 1 añito, Caoimhe, por lo que un embarazo no era algo extraño para ella. Sin embargo, en nueve meses no llegó a caer en la cuenta de que estaba en estado otra vez.

"Cuanto empecé a tomar la píldora sangré un poco, pero luego paró, por lo que no tener mi período lo achaqué a estar bajo este tratamiento. Subí un poco de peso, sobre todo en los brazos y la cara, pero no mucho en el estómago. Mi madre me sugirió que hiciera algo de ejercicio para bajar de peso, pero nunca pensé que podría estar embarazada", explicó Emma Louise.

Ciara nació en el coche, antes de llegar al hospital, y la improvisada comadrona fue la abuela de Emma Louise.

Ciara nació en el coche, antes de llegar al hospital, y la improvisada comadrona fue la abuela de Emma Louise.

iStock

Para hacer la historia aun más rocambolesca si cabe, hace falta contar que Emma Louise se dio cuenta tan tarde que iba a tener una hija que no le dio ni tiempo de llegar al hospital. En el mismo parking del centro sanitario, Emma Louise no pudo seguir esperando y su abuela tuvo que hacer las veces de comadrona ante la imposibilidad de llegar a planta.

Emma Louise asegura que cuando aparecieron los doctores venían tranquilos, pensando que tendrían tiempo de arreglar la situación e ingresar a la chica, pero al abrir la puerta del auto se encontrar con la pequeña Ciara recién nacida.

Advertisement

Las dos hermanitas se llevan de maravilla.

Las dos hermanitas se llevan de maravilla.

iStock

A los 19 años, Emma Louise y su novio, padre de ambas niñas, Sean Lamont, están felices de la familia que han logrado formar, aunque la pequeña Ciara --ya tiene 8 meses-- llegará de manera tan imprevista.

"Tengo 19 años y dos hijas, ahora no quiero más sorpresas. Pero por suerte mi hijita mayor está enamorada de su hermanita Ciara. Me ha asombrado lo bien que se llevan. Es genial verlas jugar, y Caoimhe se ocupa mucho de Ciara. Si llora, viene y le da su peluche", contó la escocesa.