woman giving birthDespués de seis años como fotógrafa de partos y doula, Robin Baker presenció el nacimiento de unos gemelos donde el último nació dentro del saco amniótico. Su cámara fue testigo y solo basta con decirte que la foto ganó el primer premio de su categoría en un concurso. ¡Tienes que verla!

Lee má¿Qué más?: Bebé baila en el vientre de su madre y lo tienes que ver (VIDEO)

Galería realizada con la colaboración de Karina Suárez Fernández y Milena Prinzi

Imagen vía Corbis 

 

Gemelo nace en saco amniótico 1

Gemelo nace en saco amniótico

Imagen vía Birth Blessings Photography

Según la fotógrafa, este fue uno de los momentos más increíbles de su carrera, ya que pudo capturar con su cámara el instante preciso en que el segundo gemelo nació dentro de su saco amniótico, luego de 30 minutos de que el primer bebé llegara al mundo. Puedes ver aquí otras fotos de este parto en agua. ¡Están bellas!

Y no es el único que nació así...

Advertisement

Otro que nació dentro del saco 2

Otro que nació dentro del saco

Imagen vía Jasmine Pérez/Facebook

Este es uno de los casos más extraños, pues sucede una vez en 8,000 partos. Lee más de cómo este bebé llegó al mundo en esta nota, y mira el video aquí.  

Conoce otros partos impresionantes y milagrosos en las fotos que verás a continuación. 

Advertisement

Nació sin nariz 3

Nació sin nariz

Imagen via Eli's Story / Facebook 

La historia de Eli Thompson tocó el corazón del mundo entero porque nació sin nariz. La enfermedad extraña se llama arhinia congénita, y afecta a uno en un billón de bebés.  

Lo congelan para salvarle la vida 4

Lo congelan para salvarle la vida

Imagen vía Thinkstock

Harvey Sutton nació con anemia crónica, pues su sangre venía contaminada. Los doctores le dijeron a la mamá que el bebé no sobreviviría la noche. Aplicando la técnica de hipotermia inducida, un grupo de médicos congeló al bebé por tres días, y se curó. 

Advertisement

El amor de mamá lo revivió 5

El amor de mamá lo revivió

Imagen vía Thinkstock

Kat Ogg dio a luz a gemelos prematuros, pero uno de ellos fue declarado muerto. Ella se puso el cadáver de su recién nacido en el pecho, y presenció cómo su calor le devolvió la vida. 

Advertisement

Nació sin rostro y sobrevivió una cirugía 6

La pequeña Violet nació con una malformación en el rostro, ocasionada por un síndrome conocido como Tessier Cleft. La pequeña nació sin cara, pero gracias a la audacia de los cirujanos, la niña sobrevivió una cirugía reconstructiva delicada. 

Advertisement

Pesó menos de una libra 7

Pesó menos de una libra

Imagen vía Corbis 

Gemma Haskey dio a luz repentinamente, y su bebé pesó solo una libra. Los médicos no le brindaron muchas esperanzas, pero ella decidió luchar. Después de cinco meses en el hospital, Gemma y el pequeño Finley se fueron a casa. 

Sobrevive un síndrome mortal 8

Sobrevive un síndrome mortal

Imagen vía Corbis 

La pequeña Abigail Beutler fue diagnosticada cuando estaba en el vientre con el síndrome de Potter. Este síndrome letal afecta el desarrollo y el funcionamiento de los pulmones. Milagrosamente, la niña nació viva y sobrevivió un tratamiento muy serio. 

Advertisement

Con el corazón fuera del cuerpo 9

Con el corazón fuera del cuerpo

Imagen vía Corbis 

A la mamá de Audrina Cárdenas le propusieron abortar a las 16 semanas, porque la niña no tenía el corazón desarrollado. La mamá se rehusó y la pequeña nació con el corazón por fuera. Después de una operación muy delicada y meses de recuperación, le dieron de alta. 

Nació sin huesos 10

Nació sin huesos

Imagen vía Corbis 

La pequeña Janelly Martínez-Amador nació con hipofosfatasia, una condición que le impide al cuerpo desarrollar huesos. La bebé se sometió a un tratamiento experimental complicado y, aunque pasará el resto de su vida en una silla de ruedas, tiene huesos. 

Advertisement

Trillizas idénticas 11

Trillizas idénticas

Imagen vía ABC News

En febrero del 2014, Allison y Wes Rhoa desafiaron la naturaleza, dando a luz a trillizas idénticas. Ava, Avery y Alissa nacieron sanas y grandes, a pesar de que el chance es uno en un millón.