Las abuelas tenían sus propios métodos para saber si estaban esperando un niño o una niña, algunos divertidos y otros sacados quién sabe de dónde. Lo cierto es que siempre funcionaban. Aquí recordamos algunos de ellos, en caso de que los quieras poner en práctica.

Lee más en ¿Qué más?8 Señales de que sí estás embarazada

Imagen vía Corbis

El método de la sal 1

El método de la sal

Imagen vía Corbis

Mientras que muchos le tienen mal agüero a la sal, las abuelas solían espolvorear un poco en la cabeza de la futura madre, cuando dormía y sin que se diera cuenta. Si al despertar la embarazada decía el nombre de un niño, quería decir que tendría un varón, y viceversa. Un método que seguro hacía a muchas despertarse de mal humor.

Advertisement

Las famosas náuseas 2

Las famosas náuseas

Imagen vía Corbis

Las abuelas decían (aunque algunos estudios lo aseguran) que cuando esperas una niña, los mareos y las náuseas son mayores que si esperas un niño. También dicen que los varones causan mayores molestias físicas después del primer trimestre.

Advertisement

El peso del padre también es indicador 3

El peso del padre también es indicador

Imagen vía Corbis 

Otro mito era que si el padre subía de peso más de la cuenta durante el embarazo, la mujer estaba esperando una niña.

Si se mueve mucho o poco 4

Si se mueve mucho o poco

Imagen vía Corbis

También dicen que si el bebé comienza a moverse muy pronto, incluso antes de los dos meses, es un niño. Y, aseguran que con las niñas, las mamás tardan más en sentir los movimientos. 

Advertisement

La cadena de oro 5

La cadena de oro

Imagen vía Corbis

Tienes que llevar puesta una cadena de oro con un colgate al menos durante un día. Luego, te estiras y le pides a alguien que cologue la cadena sobre tu pancita. Esa persona tiene que tomar la cadena y levantarla. Si se mueve linealmente es un niño, pero si se mueve de forma circular es una niña.

Advertisement

Esconder un par de objetos 6

Esconder un par de objetos

Imagen vía Corbis

Dicen que debes esconder unas tijeras debajo de un cojín de una silla, y un cuchillo en otro. Si la futura mamá se sienta sobre la silla en donde están escondidas las tijeras, será una niña. Si se sienta sobre el cojín en donde está el cuchillo, entonces es un varoncito.

Advertisement

Según los números 7

Según los números

Imagen vía Corbis

Otra técnica es tomando la edad de la madre en el momento de la concepción y el año de la concepción. Si ambos números son impares, será una bebita, pero si uno es par y el otro es impar, será un bebito.

Las piernas de la madre también hablan 8

Las piernas de la madre también hablan

Imagen vía Corbis

Si las piernas de la futura madre se hinchan y se ponen como un tronco, será un varón. Si se inflaman un poco, pero no pierden su forma curveada, es una niña.

Advertisement

La prueba del ajo 9

La prueba del ajo

Imagen vía Corbis

La madre debe comerse un diente de ajo, y si el olor le provoca náuseas o vómito, se trata de un niño. Si se lo puede comer sin problema, entonces es una niña. ¿Será que a las mujeres nos gusta más el ajo?