"Amo a mi bebé, lo esperaba con tanta emoción…no entiendo por qué me siento tan cansada, tan poco capaz. No paro de llorar, ya han pasado tres meses y me estoy asustando, creo que no soy una buena madre (Esther)". Entre el 10 % y el 25 % de las mujeres presentan depresión después del parto. Si quieres evitar que esto te suceda, toma en cuenta estas 8 claves.

Lee más en ¿Qué más?: 10 maravillas que no volverás a vivir después del embarazo

Imagen vía Corbis

Busca apoyo en tu entorno 1

Busca apoyo en tu entorno

Imagen vía Corbis

Pide ayuda a tu familia, a tu pareja, a tus amigos y si es necesario busca la orientación de un psicólogo. Es un momento difícil en el que requieres soporte y es necesario que no te sientas sola en la batalla.

Advertisement

Aprovecha cualquier ocasión para descansar 2

Aprovecha cualquier ocasión para descansar

Imagen vía Corbis

Duerme lo suficiente, un sueño reparador te sube el ánimo y te da la energía que necesitas para emprender los cuidados que tu bebé requiere de ti.

Advertisement

Aprende a delegar tareas 3

Aprende a delegar tareas

Imagen vía Corbis

Se menos perfeccionista, tendrás que renunciar a ciertas responsabilidades para poder adaptarte a los cambios, así que busca ayuda y date un respiro que te permita volcar tu atención en tus nuevas tareas maternas.

Considera los futuros cambios en tu modo de vida 4

Considera los futuros cambios en tu modo de vida

Imagen vía Corbis

De repente te encuentras con una gran responsabilidad durante las 24 horas, tu vida cambia totalmente y es mejor que no te tome por sorpresa. Es importante que te prepares mentalmente para la transición.

Advertisement

Se realista 5

Se realista

Imagen vía Corbis

Ten en mente un equilibrio entre la felicidad y los momentos de aprendizaje que a veces tienen un toque de angustia ante lo desconocido, de lo que sí puedes estar segura es de que tienes la capacidad de resolverlo porque la naturaleza te ha dotado para ello.

Libérate de la culpa 6

Libérate de la culpa

Imagen vía Corbis

Deja de culparte por sentirte irritable o asustada. Compréndete y entiende, solo estas aprendiendo y eso no significa que seas mala madre, conectarte con tu bebé depende de cómo te conectes con lo que estas sintiendo y le permitas fluir.

Advertisement

Reduce el número de compromisos en otras áreas de tu vida 7

Reduce el número de compromisos en otras áreas de tu vida

Imagen vía Corbis

Necesitas estar dispuesta a renunciar de forma temporal a otros compromisos porque la atención que requiere tu bebé va a consumir tu tiempo. Esto es transitorio, solo tienes que poner cada cosa en su lugar y cada momento en su espacio.

Atiende tus necesidades y trátate bien 8

Atiende tus necesidades y trátate bien

Imagen vía Corbis

Es una etapa vulnerable, estas aprendiendo algo nuevo y conectándote con nuevas sensaciones y psicológicamente puedes sentirte desorientada, es un momento donde requieres atención, cobijo y respaldo así que búscalo.