El último trimestre del embarazo puede ser tedioso para muchas mujeres, sobre todo, para las que aumentaron mucho peso. En mi caso, 45 libras de más fueron traumáticas para mi pobre espalda, pero la buena noticia es que existen formas de combatir esas molestias con estos siete trucos sencillos. Acá te los comparto.

Lee más en ¿Qué Más?: Kim Kardashian viste inspirada por su marido Kanye West + los 25 looks más excéntricos de su embarazo

Imagen vía Corbis

Usa el ‘fitball’ 1

Usa el ‘fitball’

Imagen vía Corbis

Esta pelota gigante, que muchos utilizan para ejercitar los abdominales, también es una herramienta valiosa para trabajar los músculos de la pelvis y relajar la espalda. Siéntate sobre ella, y realiza movimientos circulares suaves, o inclínate hacia delante y atrás. 

Advertisement

Aplica calor 2

Aplica calor

Imagen vía Corbis

Colocarse almohadillas térmicas sobre la espalda puede ayudar a aliviar el dolor. Sin embargo, nunca apliques calor sobre tu abdomen.

Advertisement

Practica yoga 3

Practica yoga

Imagen vía Corbis

Puede mejorar tu postura y ayudar a tonificar tu cuerpo en preparación para el nacimiento del bebé. 

Ve a nadar 4

Ve a nadar

Imagen vía Corbis

Es uno de los ejercicios más recomendables para las embarazadas porque quita la presión de la espina dorsal, ya que en el agua pesas mucho menos. Además, te mantiene en excelente forma

Advertisement

Acupuntura 5

Acupuntura

Imagen vía Corbis

Existen lugares especiales en los que te pueden colocar estas agujas, las cuales remueven cualquier bloqueo que impida que la energía del cuerpo se mueva. La acupuntura también te puede ayudar a eliminar otras molestias, como la migraña y los mareos.  

Advertisement

Consigue una correa de maternidad 6

Consigue una correa de maternidad

Imagen vía YouTube

Básicamente, es una prenda que te ayuda a sostener tu barriga en crecimiento. De esa forma, le quitas algo de presión a la parte inferior de la espalda. La puedes comprar en alguna tienda de maternidad o por Internet.

Advertisement

Meditar 7

Meditar

Imagen vía Corbis

En ocasiones, el dolor también puede estar relacionado con el estrés, por lo que es recomendable que busques asesoría psicológica y que practiques la meditación.