El saber que hay una nueva vida creciendo dentro de ti te hace feliz, pero estás experimentando muchos cambios en tu cuerpo. Cualquier cosa puede hacerte sentir menos linda y atractiva. Aquí te dejamos unos tips para que lleves un embarazo sano y feliz

Lee más en ¿Qué más?: Aumenta tus probabilidades de quedarte embarazada con estos 10 tips

Imagen vía Corbis

Visitas mensuales al médico 1

Visitas mensuales al médico

Imagen vía Thinkstock

Si descubres que estás embarazada, visita a un médico lo antes posible para comenzar a recibir atención prenatal. Cuanto antes comiences a recibir asistencia médica, mejores serán las posibilidades de que tanto tú como tu bebé estén sanos en el futuro. Así sabrás cómo comenzar a cuidarte.

Advertisement

Alimentación 2

Alimentación

Imagen vía Thinkstock

Los médicos suelen recomendar agregar alrededor de 300 calorías diarias a la dieta, de modo de proporcionarle al feto en crecimiento una nutrición adecuada. De acuerdo a el peso que tenías antes de quedar embarazada, deberías aumentar entre 25 a 35 libras durante el embarazo, mayormente durante los últimos tres meses. Recuerda que hay alimentos que debes evitar, tales como pescados grandes (como pez espada, atún enlatado y otros que pueden tener un contenido elevado de mercurio), alimentos crudos, carnes procesadas (como salchichas), quesos blandos sin pasteurizar (como el feta, brie, azul o de cabra), y leche, jugo o sidra sin pasteurizar.

Advertisement

Ropa cómoda 3

Ropa cómoda

Imagen vía Thinkstock

Recuerda que cuando estamos embarazadas debemos llevar ropa cómoda (incluyendo los zapatos). Nuestro cuerpo experimenta cambios físicos y retenemos mucho líquidos, evita ropa muy apretada para que así pueda fluir bien tu circulación.

Ejercicios 4

Ejercicios

Imagen vía Thinkstock

Hacer actividad física o ejercicios durante el embarazo es bueno para tu salud siempre y cuando no tengas un embarazo de alto riesgo y escojas las actividades apropiadas. Pregúntale a tu médico si estás en condiciones para realizar ejercicios, por lo general suelen recomendar actividades de bajo impacto, como caminar, nadar y practicar yoga. Recuerda, no es recomendable realizar un trabajo que implique levantar objetos pesados para las mujeres durante el embarazo. Nuestra recomendación siempre será que hables primero con tu médico antes de comenzar alguna actividad así saldrás de dudas acerca de qué tipo de ejercicios son seguros para ti y tu bebé.

Advertisement

Vitaminas Prenatales 5

Vitaminas Prenatales

Imagen vía Thinkstock

Estas son un suplemento para el buen desarrollo de tu bebé que además te ayudan a mantenerte dinámica, pues en muchas ocasiones las mujeres embarazada se sienten bastante bajas de ánimos y con mucho sueño.

Advertisement

Cambios en tu piel 6

Cambios en tu piel

Imagen vía Thinkstock

No te sorprendas si la gente te comenta que tu piel parece "radiante" cuando estás embarazada: el embarazo produce un aumento del volumen de la sangre, por ende de circulación, que puede hacer que tus mejillas luzcan más rosadas que lo habitual. Además, los cambios hormonales aumentan la secreción de las glándulas sebáceas, por lo que tu piel quizá luzca más brillante. Por la misma razón, el acné también es común durante el embarazo. Todo organismo y todas las pieles son diferentes, siempre recuerda tener entre tus productos una buena crema para hidratarla cada vez que tengas oportunidad. Existen algunos aceites naturales como el de coco que son muy recomendados por dermatólogos.  

Advertisement

Salud emocional 7

Salud emocional

Imagen vía Thinkstock

Es común que las embarazadas experimenten una variedad de emociones, como miedo, enojo, confusión y tristeza. Tal vez, te lleve algún tiempo adaptarte al hecho de que vas a tener un bebé. Significa un gran cambio y es natural que las futuras madres se pregunten si están listas para asumir las responsabilidades que implica convertirse en madres. Relájate pide un buen masaje y aprende a disfrutar la nueva vida que estas dando, reduce el stress y cultiva tu paz interior que al fin y al cabo es la calma de ambos; la tuya y la de tu bebé. 

Descansa 8

Descansa

Imagen vía Thinkstock

El cansancio que sientes es natural especialmente durante el primer trimestre y el último trimestre del embarazo es una señal de que tu cuerpo te está pidiendo que descanses y tal vez preparándote para las noches de trasnochos que están por venir. Escucha a tu cuerpo, y reposa todo lo que puedas. Si no puedes echarte una siesta en medio de la tarde, y no puedas dormir, al menos siéntate cómodamente un rato. Eleva las piernas y lee un libro o una revista y relájate. 

Advertisement

Di no al alcohol y al cigarillo 9

Di no al alcohol y al cigarillo

Imagen vía Thinkstock

No tomes bebidas alcohólicas y si fumas olvídate de el mientras estés embarazada y amamantes. Cualquier cantidad de alcohol que bebas durante el embarazo pasará a la corriente sanguínea, atravesará la placenta y llegará rápidamente al bebé, quien podría terminar con un nivel de alcohol en la sangre incluso más alto que el tuyo. El cigarrillo puede aumentar el riesgo de perdida del embarazo, desprendimiento de placenta, parto prematuro o que el bebe tenga problemas de crecimiento. Además estos están vinculados con el labio leporino. Así que, amiga, olvídate de todas esto por la salud de tu bebé. 

Comunícate con tu bebé 10

Comunícate con tu bebé

Imagen vía Thinkstock

Habla con tu bebé, comunícate con el, ponle música. Esto hará que lo sientas más cerca y tu pequeño te dará siempre una respuestas: una patadita, algún movimiento diciéndote, "Mami estoy aquí”. Háblale y también dile a tus parientes que se comuniquen con él; al nacer seguramente reconocerá las voces. Lo mas importante es que siempre le demuestres amor y le digas lo mucho que lo estas esperando y que lo amas.

Advertisement

Higiene dental 11

Higiene dental

Imagen vía Thinkstock

Amiga, recuerda que estás pasando por cambios hormonales que ocurren naturalmente durante el embarazo. Estos cambios pueden producirte debilidad en tu dentadura y algunas enfermedades en tus encías. Así que no olvides tu higiene y salud bucal: cepíllate los dientes, usa hilo dental y visita periódicamente al dentista.