Embarazada en el doctor Cuando estaba embarazada de mi primera hija me la pasaba llamando al servicio de emergencia de mi obstetra para ver si de verdad alguien contestaba el teléfono. Todo era nuevo y desconocido para mí. No sabía qué era lo que me esperaba cuando entrara en trabajo de parto. Pensaba que era como en las películas en donde todo el mundo salía corriendo como loco, la mamá chillando de dolor y el esposo desaparecido. Te cuento que afortunadamente la realidad no es como no la imaginamos o como hemos visto en las películas y hay muchos mitos sobre el parto que no son ciertos.

Lee más en ¿Qué más?: 20 Ideas originales para documentar tu embarazo mes a mes

Imagen vía iStock

Romper fuente 1

Romper fuente

Imagen vía Vladimer Shioshvili/Flickr

Cuando la fuente se rompe no es como si fuera un chorro. Cuando se rompe se siente un poquito húmedo como cuando estás ovulando.

Advertisement

Contracciones 2

Contracciones

Image via Yodod/Flickr

Muchas veces la fuente no se rompe y el doctor la tiene que romper. Sabes que estás entrando en trabajo de parto porque sientes contracciones.

Advertisement

Dilatación 3

Dilatación

Imagen vía Selbe/Flicr

Cuando las contracciones empiezan no son intensas sino como una especie de cólico que dura unos segundos. A medida que vas dilatando se intensifican.

Tiempo 4

Tiempo

Imagen vía Chris Campbell/Flickr

No hay un tiempo determinado desde que sientes la primera contracción hasta que das a luz. ¡Para nada! Pueden pasar horas desde que sientes el primer dolor hasta que nace el bebé.

Advertisement

Epidural 5

Epidural

Imagen vía Thinkstock

Es falso que la inyección de la epidural duela más que las contracciones. No, la inyección es un pinchazo molesto, pero es rápido. Actúa inmediatamente así que asegúrate de usar el baño antes de que te inyecten.

Advertisement

Insensibilidad 6

Insensibilidad

Imagen vía Anton Diaz/Flickr

No vas a sentir nada durante el parto si te inyectas la epidural. No, aunque tengas la inyección, sientes una presión en el vientre, lo cual te ayuda a pujar.

Advertisement

Ginecólogo 7

Ginecólogo

Imagen vía Alex Proimos/Flickr

El doctor que asiste el parto puede que no sea tu médico. Si el parto no fue programado lo más probable es que tu ginecólogo no esté presente. Es normal, habla con tu médico con anticipación.

Placenta 8

Placenta

Imagen vía george ruiz/flickr

Tienes que dar a luz dos veces aunque tengas un solo bebé. Sí, unos minutos después de haber traído al mundo a tu tesoro, vas a tener que pujar para expulsar la placenta. Tranquila, que eso ni se siente.

Advertisement

Episiotomía 9

Episiotomía

Imagen vía The Pondering Moose/Flickr

Las episiotomías o cortes quirúrgicos en el área del perineo para ampliar la vagina se solían hacer con mucha más frecuencia para evitar desgarros espontáneos. Pero hoy en día se usan muy de vez en cuando y en situaciones extremas.

Menstruación 10

Menstruación

Imagen vía Thinkstock 

Dicen que después de dar a luz vas a tener la menstruación por muchos meses. Pero no es cierto. Vas a sangrar por varios días pero no meses. El cuerpo elimina todas las toxinas del organismo.