Mi abuelita decía que para recuperar el cuerpo luego del embarazo, es necesario actuar en un dos por tres, y quizá esa sea la razón por la que muchas mujeres no tienen éxito. Pónte las pilas, y sigue los consejos que mi abuela le daba a cuanta embarazada veía. ¡Te sorprenderán los resultados!

Más en MamásLatinas: Beyoncé y su espectacular estilo de embarazada en 23 fotos

Imagen vía Corbis

Ponerse una faja 1

Ponerse una faja

Imagen vía Corbis 

Algo obvio, pero hay tantas mujeres en Estados Unidos que tienen miedo de usarlas. En Latinoamérica, lo primero que usan después de parir es una buena faja que ayude a contraer los órganos y el exceso de piel. Solo asegúrate de consultarlo con tu médico.

Advertisement

Duerme boca abajo 2

Duerme boca abajo

Imagen vía Corbis

Los viejos cuentos dicen que una vez que des a luz, debes dormir boca abajo para ir aplanando el vientre poco a poco. ¡Inténtalo!

Advertisement

La lactancia es tu aliada 3

La lactancia es tu aliada

Imagen vía Corbis 

Si estás dando pecho, considérate con suerte. Tanto médicos como las abuelas del mundo concuerdan que la lactancia es fabulosa si buscas eliminar las libras extras y recuperar tu figura sin ningún tipo de esfuerzo.  

¡No te quites el sostén! 4

¡No te quites el sostén!

Imagen vía Corbis 

A las mujeres de antes les preocupaba muchísimo tener los senos flácidos luego de dar a luz. Mi abuela utilizaba un vendaje –ya sé, ¡loco!–, pero hoy en día puedes encontrar modelos diferentes que te dan comodidad y soporte, sin comprometer tu presupuesto. Un buen sostén es imprescindible si también estás dando pecho.

Advertisement

Combate las estrías 5

Combate las estrías

Imagen vía Corbis 

Aunque las estrías son "marcas de guerra" de cualquier madre, hay mujeres que no se sienten cómodas con ellas. Lo ideal es cuidarte apenas empiezas el embarazo, pero si ya es demasiado tarde, aplica manteca de cacao pura con aceite de romero justo antes de acostarte. ¡Notarás la diferencia!

Muévete más 6

Muévete más

Imagen vía Corbis 

Si tu médico te da luz verde, empieza a ejercitarte poco a poco para que tu metabolismo vuelva a la normalidad. No tienes que matarte en el gimnasio a este punto; basta con caminar, bailar con tu bebé, estirarte… ¡Todo cuenta!