Recupera tu figura después del embarazo de una forma sencilla y segura

Tener un hijo es la experiencia más increíble que una mujer pueda vivir. Después de soñarlo tanto -y de nueve meses de incomodidad- finalmente tienes el placer de traer al mundo a un maravilloso regalo de la vida. Una personita que está ahí para que la ames incondicionalmente.

Y aunque éste es un momento muy feliz en tu vida, también puede ser muy frustrante. Porque todo el proceso de tener un hijo, afecta tu cuerpo. Después de nueve meses "comiendo por dos," no cabe duda que tendrás unas libras que perder.

Bueno, te voy a mostrar cómo puedes perder esas libras y recuperar tu figura después del embarazo.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Dieta de las celebridades para lucir espectaculares ¡Síguela!

Pero primero, te quiero contar una pequeña anécdota. Cuando salí en estado con mi segunda hija Mía, el doctor temía por mí. Tenía sobrepeso por los malos hábitos alimenticios. De por sí, tenía unas libras que perder.

Así que esto le preocupaba. El me dijo que estaba en peligro de tener un embarazo un poco peligroso por el peso que tenía que perder y eso me colocaba en riesgo de sufrir de presión arterial alta, diabetes y colesterol alto.

Y para superar el embarazo sin complicaciones y tener una hija saludable, tenía que realizar algunos cambios.

Uno de esos cambios era comer en pequeñas porciones. En vez de comer en grandes cantidades, tenía que reducir las porciones y comer más seguido. Esto no era sólo bueno para mi metabolismo, pero esto me permitió proveerle a mi bebé una constante lluvia de nutrientes.

Otra cosa que tuve que hacer fue ejercicios. Obviamente, no vas a tener la energía para correr un maratón. Pero estar embarazada no es una excusa para sentarte en el sofá a comer comida chatarra todo el día. Si quieres tener un hijo sano, tienes que mantenerte activa.

Este es un excelente momento para hacer cardio. Te ayuda a mantener tu peso. Pero lo más importante, te mantiene la sangre circulando y tu corazón saludable. Gracias a estos cambios, logré tener un embarazo placentero.

Pero luego de dar a luz, quería perder peso rápidamente. Me sentía impaciente. Los buenos hábitos alimenticios formaban parte de mi vida y no quería que esas libras después del embarazo me los arruinaran.

¡Quería verme bien lo antes posible!

Pero lo que tenía que entender era que fueron 9 meses de embarazo. Y no podemos esperar que las cosas cambien de la noche a la mañana.

Toma tiempo para recuperar la figura. Y la manera para hacerlo es siguiendo los mismos pasos que seguí durante el embarazo. Esos mismos hábitos te darán resultados favorables.

Y ser primeriza te da la oportunidad de desarrollar esos hábitos y deshacerte de esas libras.

Sólo tienes que hacer las cosas bien. Asegúrate de comer en pequeñas porciones durante el día, para mantener el metabolismo funcionando a toda velocidad.

Ataca la grasa con ejercicios "quema grasa" (como caminar en la mañana, en ayunas).

¡No te desesperes!

Te prometo, que si haces las cosas bien, esas libras desaparecerán. Así que disfruta de tu bebé. Aprovecha cada momento, porque el tiempo pasa rápido. Y más rápido de lo que imaginas, habrás recuperado tu figura.

¡Si estás embarazada (o acabas de dar a luz) avísame! ¿Qué es niño o niña?

Asegúrate de compartir esta información con otras mamás. ¡Te lo agradecerán!

¡Juntas podemos hacer de este mundo, un mundo más saludable y feliz!

 Imagen vía Thinkstock