Una mamá casi muere durante el parto ¡por una uña de su bebé!

Debo confesar que una de las cosas que más me aterra en la vida es la cuestión de dar a luz. Y es que, con sólo escuchar los gritos y ver las caras de sufrimiento de las mujeres durante el parto, en algunos documentales o series de televisión, me queda claro que es no es una labor nada placentera. Y si ya de por sí, esto me paralizaba por completo, lo que acabo de leer, me ha dejado completamente traumatizada. Resulta que una mamá llamada Angela Cottam, casi pierde la vida, luego de que una uña o cabello, de alguna de las gemelas que estaba dando a luz, se le fuera al torrente sanguíneo provocándole sangrados internos y daños graves en los pulmones, como dice un informe de Fox News.

Advertisement

Pero eso no es todo, al parecer el parto de esta pobre madre, se complicó mucho más de la cuenta, pues no sólo su vida estuvo en riesgo, sino también la de sus niñas. Y es que, Amelie y Ava, nacieron cinco semanas prematuras y hasta tuvieron que ser resucitadas con oxígeno. Y aunque, por fortuna, esta historia tuvo un final feliz, ya que la madre de 32 años, también reaccionó, después de haber estado en coma durante doce horas, es inevitable no preguntarse ¿cómo es posible que una uña de bebé pueda poner en riesgo la vida de una madre durante un parto?

Lee más en ¿Qué Más?: Lo que debes y no hacer durante el embarazo

Pues aunque te resulte difícil de creer ¡esto puede suceder! Y es que, tras lo que le ocurrió a Cottam, ha trascendido, que a la rara complicación que sufrió se le conoce como embolismo de líquido amniótico, una condición que presenta un alto índice de mortalidad y afecta a uno de cada 80 mil nacimientos. Aparentemente, esto sucede cuando el fluido del saco amniótico que envuelve a los bebés, se filtra hacia el torrente sanguíneo de la madre, a través de los vasos sanguíneos en el útero.

Es así como, en el caso de Angela Cottam, las células (las uñas o el cabello) de las gemelas que estaban aún sin nacer, viajaron hacia sus pulmones, provocándole una severa reacción alérgica. Por lo que, los doctores, inmediatamente, comenzaron a darle oxígeno y le practicaron una cesárea para salvar a las bebés. Y aunque, afortunadamente, esta cruda experiencia se quedó sólo en un susto para esta familia; estoy segura que la anécdota ha dejado  a más de una mujer completamente aterrada.

Por lo menos a mí, me ha dejado pensando, si realmente estoy dispuesta a pasar por todo eso. Y la verdad es que, después de darle tantas vueltas al asunto, creo que estoy dispuesta a eso y mucho más, pues dicen que una vez que tienes a tu bebé en brazos ¡hasta los dolores del parto se te olvidan! ¿Será?

Imagen via Thinkstock

Topics: embarazo  peligros del parto  riesgos durante el parto  problemas embarazo