Cuando estás embarazada pasa una cosa curiosa. De repente todo el mundo comienza a darte consejos sobre que cosas deberías hacer y que cosas no. Todo el mundo tiene una opinión –y una anécdota- para animarte o para meterte miedo.

Las abuelas dicen una cosa, las amigas otra y al final uno suele estar demasiado confundido para distinguir cuáles son realidad y cuáles son mitos urbanos. Lo cierto es que en general el embarazo es parte de la vida regular de las mujeres y no hay porque cambiar completamente el tipo de dieta que se lleva. Basta con tener cuidado con estos alimentos y aquí te decimos la razón.

Quesos frescos: Listeria: Gran parte de los quesos frescos provienen de leche no pasteurizada que podría estar infectada con Listeria. Esta bacteria genera complicaciones que pueden terminar en abortos espontáneos o partos prematuros. 

Huevo crudo: Salmonela: Hay que evitar su consumo ya que podría estar infectado con salmonela. No sólo se trata de evitar huevos mal cocinados sino alimentos que puedan contenerlo de forma no evidente, como helados caseros, algunas salsa o glaseado de galletas.

Carnes poco cocidas: E. Coli, Toxoplasmosis: Cualquier tipo de carne que no esté bien cocinada puede ser vehículo transmisor de toxoplasmoxis o E. Coli, las cuales pueden causar serias infecciones durante la gestación. Asegúrate que  tu bistec se haya cocido  a por lo menos  170 grados Fahrenheit.

Ciertos pescados: Metilmercurio: Debido a la contaminación algunos pescados podrían contener niveles tóxicos de esta una neurotoxina que al ser consumido por la madre puede afectar gravemente a ambos, pero sobre todo al sistema nervioso del bebé. Está permitido comer hasta 12 onzas por semanas (300 gramos). Pregúntale a tu médico sobre que pescados son más seguros.

Hígado: Vitamina A en forma del retinol: Debido a su alto contenido de vitamina A en forma de retinol y que puede contener residuos de químicos administrados a los animales, su consumo es poco recomendado. Importante aclarar que la Vitamina A presente en las zanahoria y otros vegetales, esta en forma de Carotenos y no representa ningún peligro.

Bebidas dietéticas: Edulcorantes artificiales: Muchas de esta bebidas está endulzadas con "Aspartamo" el cual contiene fenilalanina,  compuesto químico que puede resultar sumamente tóxico  para algunos niños si se consume en grandes cantidades. Otras, podrían contener "Sacarina" que al ser consumida por la madre puede atravesar la placenta y afectar el hígado del bebé.

De todas maneras recuerda que la mejor  y más confiable fuente de información es tu médico. Haz una lista de los alimentos que te causen dudas y llévala para consultarlas en la próxima cita.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Thinkstock

About the author

Alejandra is a venezuelan journalist who is passionate about all matters relating to physical well-being. She heads a magazine dedicated to the hispanic family at www.enbuenasalud.org. She lives with her husband, 1-year-old son, and mestizo dog named Jojo in Hoboken, NJ.

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...