5 claves para perder peso después del embarazo

Convertirse en mamá es una experiencia mágica, pero admitamos que las libras que quedan después de traer al mundo a nuestro querido retoño no siempre son tan encantadoras. La buena noticia es que todas las mamás pasamos por eso. La mala noticia es que se necesita algo más que el deseo de rebajar. ¡Hay que tomar acción!

No hablamos de salir a entrenar para un maratón apenas te puedas parar de la cama. Se trata más bien de entender que es un proceso que lleva tiempo, pero también el compromiso de tu parte por adoptar hábitos más saludables que tengan resultados permanentes. Aquí comparto contigo cinco ideas muy simples que han ayudado a otras mamás a volver más rápido a su peso ideal.

Advertisement

1.- Olvídate de la dieta tradicional:
Tu cuerpo es un hervidero de hormonas y con toda la responsabilidad que implica tener un nuevo bebé en casa lo menos que necesitas es ponerte más presión con dietas estrictas y complicadas. Si eres demasiado minuciosa es muy probable que tengas ataques repentinos de hambre que acaben por sabotear todo el proceso.

2.- Ponte metas realistas: 
¡Tú llevaste en tu vientre a tu bebé por 9 meses! Es importante reconocer de manera realista que aunque tu cuerpo nunca será el mismo, puede ser hermoso y saludable. Esperar que todo quede igual que antes del embarazo no sólo es irreal sino también puede quitarte la inspiración. 

3.- Date tiempo
Acepta que la vida real no es como lo cuentan la revistas de farándula. No hay necesidad de poner en riesgo tu salud con dietas milagrosas. Es mejor ir lento pero seguro. Los expertos hablan de que alrededor de una libra y media a la semana es una meta segura,  practica y alcanzable.

4.- Planifica y simplifica: 
No conozco ninguna nueva mamá a la que le sobre el tiempo, por lo que la planificación es nuestra mejor aliada sobre todo a la hora de comer. Opta por los vegetales, las verduras y las frutas, así como las carnes a la plancha. No se te olvide incluir en la lista muchas opciones de snack saludables ya que en esos rápidos viajes a la cocina es donde más se acumulan calorías vacías.

Lee más ¿Qué más? Cómo reconocer si una dieta rápida será efectiva

5.- No te saltes el desayuno:
Noches sin dormir y pañales que cambiar. Lo menos que se le ocurre a las nuevas mamás es que es necesario tomarse un momento para comer. Sin embargo hay que hacer un esfuerzo porque muchos estudios demuestran que las personas que no desayunan, tienden a comer mas el resto del día.

Por el último, no olvides el secreto mágico de la lactancia: Si estás dando pecho, no te rindas. Está demostrado que las mamás que amamantan a sus bebes regresan mas rápido a su peso previo. Y recuerda, la clave del éxito está en ser constante pero no estresarse, ya que está científicamente comprobado que al angustiarnos nuestro cuerpo produce cortisol, una hormona la mala fama de hacer que ganemos peso.

¿Qué te ha ayudado a ti a perder peso?

Imagen via Thinkstock

Topics: embarazo  perder peso