Dicen por ahí que uno debe "ponerse en los zapatos del otro", y debo reconocer que hasta hace poco, yo no me había puesto en los zapatos de una mujer embarazada; pues como no me ha tocado aún pasar por ahí, realmente no ponía mucha atención en los pequeños detalles que pueden alegrarle el día a una mujer en cinta: como cederle un asiento en el metro, ayudarla con las bolsas de la compra, comprender que se encuentra un poco más sensible que de costumbre, etc. Pero, gracias a una amiga que ya pasó por ahí dos veces, comprendí que estos detalles son importantes, y hoy soy mucho más considerada. Y así deberíamos serlo todos, pues un reciente estudio demostró que, específicamente, la discriminación contra las mujeres embarazadas está relacionada con un menor peso en el recién nacido.

La investigación, publicada en la revista Annals of Behavioral Medicine y citado en el Huffington Post, concluye que el racismo que experimentaron las más de 1,000 mujeres negras y latinas, a las que examinaron, provocó un efecto de bebés con bajo peso al nacer, como argumentó el grupo de investigadores de la Universidad de Yale.

Los científicos explicaron que este efecto, básicamente, se debe a la depresión que experimentan las futuras mamás, que son tratadas con menos respeto que otras personas e incluso reciben un peor servicio. Para llegar a esta conclusión, los científicos entrevistaron a varias mujeres, latinas y negras, que se encontraban en el segundo o tercer trimestre de embarazo, de entre 14 y 21 años, y que estaban siendo atendidas en diferentes centros de salud y hospitales en Nueva York.

Lee también en Qué Mas: Una madre dio a luz sola porque la enfermera se fue a dormir

Luego se les hizo un seguimiento, una vez que nacieron sus bebés (entre 6 y 12 meses después) para analizar el estado de salud de los recién nacidos, tomando en cuenta los factores que se habían medido, previo a su nacimiento; como experiencias de discriminación, síntomas depresivos, aflicción y síntomas de embarazo. Los hallazgos sólo confirmaron algo que se sabe desde hace tiempo: La depresión puede afectar la salud del bebé.

Y, aunque puedo entender que muchas veces, las mujeres embarazadas simplemente no pueden controlar su estado anímico, lo que no concibo es cómo puede haber gente tan inhumana como para discriminar a una mujer embarazada. En mi opinión, esas personas no tienen ningún respeto por la vida y parece que ya se olvidaron que un día sus mamás estuvieron en el mismo lugar.

En fin, allá cada quien y su consciencia, sólo espero que este estudio nos haga reflexionar, sobre la necesidad de entender más a las mujeres embarazadas y tratarlas con mucho cariño y respeto, pues no es justo, que por culpa de seres tan despreciables, sus bebitos tengan que sufrir un problema de salud ¿no lo crees?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Thinkstock

About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
Filed Under: embarazo, depresion
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

xtc_nena

A mi como e pasaron cosas así cuando estaba embarazada de mi primera hija :/ 

1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...