Sinceramente, no sé si podría hacer lo que Linda Sirois, una mujer de Maine, ha hecho por su hija. Y es que, cuando descubrió que su hija, Angel Hebert, de 25 años de edad, no podía quedar embarazada debido a una enfermedad del corazón, rápidamente accedió a ser su madre suplente. Sirois, mamá de cuatro hijos ya adultos, quedó embarazada la primera vez que el óvulo de su hija (fertilizado por el esperma de su yerno) le fue implantado. Hace dos semanas, la abuela esencialmente dio a luz a su propio nieto Madden después de un embarazo sin complicaciones y a término.

El bebé pesó 7 libras 14 onzas y nació sano por medio de una cesárea a pesar de las preocupaciones de varias clínicas de fertilidad que rechazaron a Sirois por su edad. La abuela tiene 49 años. 

Lee más en ¿Qué más?: 5 lecciones de vida que aprendí de mi abuelita

Es innegable que Sirois le ha dado a su hija --y a su yerno-- el más grande regalo de amor. Creo que lo que hizo es totalmente admirable y altruista, pero no puedo dejar de preguntarme, ¿cómo se lo explicarán a Madden cuando esté más grande y comience a hacer preguntas? Me imagino que pueden decirle lo que Sirois le dijo al diario The Portland Press Herald: "Sólo lo vi como que estaba haciendo un trabajo de niñera por unos meses. Se traba de su hijo todo el tiempo. Yo sólo fui una habitación alquilada".

En cierto modo, creo que es realmente difícil de imaginar todo esto porque no tuve problemas para quedar embarazada y me gustaría pensar que será igual con mi hija. Por otra parte, tuve a mi hija cuando era mucho mayor que la hija de Sirois, por lo que supongo que si yo quisiera hacer algo similar (en el caso de que mi hija no pueda quedar embarazada), estaría demasiado vieja.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Después de enterarme de esta historia me he quedado pensando si mi propia madre se hubiese ofrecido ser una madre suplente si yo no hubiera podido tener hijos. ¿Quién sabe? Voy a tener que preguntarle. Mientras tanto, me gusta imaginar el júbilo que Angel Hebert debe haber sentido cuando su madre se ofreció a lograr que su sueño de ser madre se hiciera realidad.

¿Qué te parece esta historia? ¿Podrías hacer lo mismo port u hija? Déjanos un comentario con tu opinión.

Imagen vía Linda Sirois/Facebook

About the author

Roxana A. Soto is Features Editor for MamásLatinas. She's a bilingual and bicultural journalist born in Peru and raised in Mexico, Argentina, South Africa and Miami. She's also mom to a girl in 3rd grade and a boy in Kinder. She loves books, languages, traveling and good food – especially when cooked by someone else.

Read More
Filed Under: embarazada, abuelos, amor, ser madre
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...