En serio, creo que como humanidad ya hemos llegado al límite. Estoy de acuerdo, con el hecho de que muchos avances científicos, ayudan a curar enfermedades o a mejorar nuestra calidad de vida; pero también creo que pretender que la leche que produce un animal clonado puede llegar a suplantar la leche materna --como lo descubrió un grupo de científicos argentinos-- es una completa aberración. Si ya de por sí, confieso que la leche de vaca no es mi máximo --desde que escuché que los seres humanos somos la única especie que bebe la leche de otro animal y que por eso no es del todo buena para nosotros-- pues ya con esta noticia ¡me voy de cabeza!

Es que, sinceramente, estoy harta de que hoy en día, casi todos los alimentos  que compras en el supermercado están tratados químicamente. Los huevos los puedes conseguir con el porcentaje de colesterol que tú quieras y si lo deseas puedes conseguir hasta las claras por separado, y los tomates del supermercado, entre otras cosas, están cada vez más grandes y sin sabor, debido a que son alterados genéticamente.  En serio, creo que es tiempo de decir ¡BASTA!

Aunque reconozco el talento y el esfuerzo de estos científicos argentinos, no puedo dejar de pensar, en la presunción del ser humano, debido a que creo que se siente, con el poder de cambiar el orden natural de las cosas. Evidentemente, las vacas no llegaron a este mundo para hacer el papel de mamás de los seres humanos, así que por más que me digan que este descubrimiento puede contribuir a la lucha contra la mortalidad infantil, no puedo dejar de sentir cierto disgusto por lo que te comentaba anteriormente.

Según el periódico mexicano El Universal, la vaca fue clonada por unos científicos de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y le incorporaron, dos genes humanos, que son los que se encargan de producir la leche humana.

Específicamente, las proteínas que se incluyeron en el ADN de este animal, fueron la lactoferrina y la lisozima. Y aunque los científicos dicen que la investigación "no busca reemplazar el vínculo madre-hijo durante la lactancia, sino que está destinada a aquellos lactantes que, por distintas razones, no tienen acceso a la leche de sus madres", no dejo de pensar, en que esto puede derivar en que, con el tiempo, las madres prefieran darle esta leche a sus hijos en lugar de la leche natural materna ¡Qué horror! Esperemos que no suceda y que este experimento se regule muy bien. ¿Tu qué opinas sobre este asunto?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Universidad Nacional de San Martín

About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...