Algo que me llama mucho la atención de este ciudad, es lo poco amigable que es la gente con los "desconocidos". Es algo a lo que ya me he ido acostumbrando, pero cuando llegué a este país me costaba mucho trabajo comprenderlo, sobre todo viniendo de México, dónde todos siempre tienen algo que comentar con extraños, ya sea en el supermercado o en las colas del banco.

Pero dónde más lo llegué a sentir, fue en el gimnasio, donde todas las mujeres se ignoran olímpicamente unas a otras, a pesar de estar casi pegadas, en los casilleros, en las regaderas, en las banquitas, en el baño de vapor y en el sauna.

Nadie se saluda, nadie se sonríe, nadie comenta la clase, nadie comenta el clima, en fin, nadie comenta.

Yo a veces no aguanto tanto sin hablar, pero casi siempre con las que comento el punto, es con las mujeres latinas que trabajan ahí, pues son muy agradables y además podemos criticar a una que otra gringa con mala actitud, y hacerlo en español.

El caso es que rara vez me he topado con gente conversando en el baño y hoy sucedió algo que me pareció una escena casi de comedia.

Llegó una mujer embarazada y le dijo a otra: "ya no te voy a ver porque me voy de maternity leave a casa de mis padres."

La segunda mujer le dijo: "pero acaso tienes programada una cesárea, por favor ¡no me digas eso!"

La embarazada respondió que por supuesto que no, que cómo imaginaba tal atrocidad. Y continuó diciendo: "pero el bebé está tan grande que el doctor piensa que me va a inducir la próxima semana."

Al otro lado había una tercera mujer desvistiéndose que casi brinca de la banca y dijo:"perdona que me meta, pero tu doctor no debería inducir a tu bebé hasta que llegue a las 10 libras y tú no te ves tan grande."

"Pesa 8 libras", dijo la embarazada

 La tercera mujer le dijo, "menos mal que todavía tienes tiempo, inducir no es lo mejor que le puedes hacer a tu bebé."

Y sucedió algo fantástico, una cuarta mujer desconocida se unió a la conversación, levantó la cabeza y dijo: "no hay nada como un parto natural y tienes que hacer lo imposible para que eso suceda."

La mujer embarazada asentaba con la cabeza hacia todas, a modo de partido de ping-pong. De cualquier lugar iba a saltar una quinta opinión y había que estar preparada.

Yo me quede atónita en toalla, estaba de verás muy asombrada con la escena.

Todas estas mujeres que se pasean desnudas, se rozan las nalgas, se maquillan y se secan el pelo juntas, jamás tienen nada que opinar la una de la otra, una puede estar sufriendo porque perdió algo de su bolsa, y no hay un alma que le ofrezca ayuda, -y lo sé porque esa persona era yo-.

Pero que no se toque el tema de la maternidad porque todas estas mujeres necesitan demostrarse las unas a las otras que tienen un doctorado en la materia, y mucho, por lo visto, muchísimo, que opinar al respecto.

Estuve a punto de brincar y decirles, "¿ A ver gringas payasas cual es su pedo con la cesárea y la epidural?"

A mí me tuvieron que hacer una cesárea de emergencia la primera vez y luego otra en mi segundo parto. Y no sólo eso, primero me indujeron, luego me comenzaron las contracciones tan dolorosas me pusieron la epidural, y posteriormente cuando vieron que Juliana venía ahorcándose con el cordón umbilical, me llevaron corriendo a la sala de partos para hacer una terrorífica (en los ojos de ellas) C-section.

Fue sin duda parto horroroso, pero tengo una hija sana y perfecta. ¿No es eso al final lo único que importa?

La neta, no entiendo la obsesión de ciertas mujeres con ser madres que paren con dolor. Me llama la atención la falta de respeto a las demás mujeres, que tal vez no ven la vida igual que ellas, o simplemente tienen un umbral del dolor, mucho menor.

El caso es que no todo es para todos, pero por lo visto en ese tema, nadie se queda con ganas de opinar, ni las neoyorquinas en el gimnasio.

De haberlo sabido el día que perdí mis llaves, les hubiese dicho que se me había perdido "mi plan de parto", seguro que me daban uno nuevo.

Imagen vía Lab2112/flickr

About the author

Sofia was born in Mexico and moved to New York in 1997. She has a 6-year-old girl and a 2-year-old boy who are usually the main characters in her blog Slap cada día. After  a long career in advertising, last year she decided to leave the corporate world to chase her own entrepreneurial dreams and work on her writing.

 

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

leonor40

realmente es de locura, pero esto pasa en todas las culturas, personalmente en la familia de mi esposo es casi parecida esa situacion, personalmente las admiro ( a las mujeres), pork todas o al menos la mayoria  han dado a luz por parto natural, yo a mi primer hija la tuve natural y de k duele, duele y mucho, con la sgunda mi parto fue programado pues yo tenia retencion de likidos y por lo mismo estaba demaciado inchada platikando con mi dotor me recomendo la induccion faltando una semana para la fecha programada y por supuesto por sugerencia de el use la epidural, cuando su familia se entero pusieron el grito en el cielo y ahora k estoy nuevamente embarazada me dicen k "parir asi no tiene ningun chiste, no hay como parir con dolor pork asi se kiere mas a los hijos". Que idea tan cerrada a los hijos se les kiere de igual manera, o es k acaso no los lleva uno por nueve meses dentro de uno?

xtc_nena

jajaja a mi me dijo mi mama lo mismo, pero yo los tube sin inyecciones porque pensen que podia yo digo que si puedes hacerlo bien pero si no puedes no, hay algunas mujeres que tienen menos tolerencia al dolor que otras lo bueno tampoco es que porque yo puedo tu tienes que poder pero dicen que es mejor y menos doloroso a la larga un parto normal que aunque tambien tiene sus riesgos como todo.

nonmember avatar
Estoy de cuerdo en que cada quien decide pero lo que se debe promover es que estemos informadas respecto a los procesos del parto natural y la cesárea y desafortunadamente no lo estamos. La decisión la toma un médico y los hospitales promueven las cesáreas por ahorrar tiempo no siempre por que sea la mejor opción. Si se me permite opinar hay que promover el acceso a la información y desmitificar los procesos y hacer un balance de beneficios para nos otras y nuestros hijos. ;)
1-3 of 3
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...