Hay cientos de libros, artículos y guías sobre el embarazo--eso sin contar los consejos que tan sabiamente nos dan nuestras madres, tías, abuelitas y amigas. Desde lo obvio y evidente como "no debes saltarte una sola cita con el obstetra", hasta "ponte una cinta azul en la barriga para que evites las náuseas", lo juro, eso me lo dijo una vecina muy querida. Una cubana que tiene ocho hijos y es hasta bisabuela. Así que se considera toda una autoridad en el tema. Lo cierto es que tal y como reza el famoso título del libro "What to expect when you are expecting", de Heidi Murkoff y Sharon Mazel, ahora llevado a la gran pantalla en clave de comedia, durante el embarazo podemos esperar de todo o no esperar nada, es decir, desde las cosas más extrañas hasta que nuestro embarazo se desarrolle normalmente.

Lo peor es que cuando estamos embarazadas nos sentimos felices, culpables, tristes y molestas por las mismas cosas que le suceden a otras embarazadas, pero como que nos da un poco de vergüenza confesarlo a voz en cuello porque creemos que tenemos la exclusiva y ¡qué va! No importa si no me crees. Nada más escucha las confesiones que nos hemos hecho entre amigas en nuestra comunidad de Mamás Latinas.

Yo pensaba que era la única que se había enterado de que estaba embarazada cuando tenía casi diez semanas de gestación, pero Laura 1994, lo supo cuando tenía tres meses. Eso sí, espero hasta tener siete meses de embarazo para comenzar su control prenatal y, en eso no nos parecemos. 

Lee más en ¿Qué más?: Estudio encuentra conexión entre autismo y obesidad durante el embarazo

Cuando salí embarazada de mi primer hijo, te lo juro que pensaba que mis problemas de colón habían regresado. Pero, no llegué a ir al médico para tratarme, tal como le pasó a Chuliss, que fue diagnosticada con una "gastritis chillona", porque en plena preparación para la endoscopia, la doctora se dio cuenta de que nuestra amiga lo que estaba era embarazada.

¿Cuántas de nosotras no ha recibido la noticia de que está embarazada aún y cuando estaba utilizando allgún anticonceptivo? Así le ocurrió a Kisa, quien a pesar de haberse tomado la pastilla del día siguiente, tuvo su regalito nueve meses después o a Bere 3.

Ah, y ahora hablemos en susurro, por si alguna mamá recatada está leyendo este post, pero ¿quién no se ha sorprendido de lo maravillosa que se torna la vida sexual durante el embarazo? ¡Con la confesión de libelulalatina me di cuenta de que yo no era la única que tenía fiestecitas privadas con mi esposo!

Lee más en ¿Qué más?: Buen sexo durante el embarazo ¡sí es posible!

En fin, ¿por qué no compartes con nosotras en Mamás Latinas tu propia historia de lo que esperabas cuando estabas embarazada?  Déjanos tu comentario.

Imagen vía Lionsgate

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...