¡No me digas que te daba igual tener un niño o una niña!

Una mujer en la India dio a luz  una bebita la semana pasada, pero el hospital le entregó a un varón por equivocación. Al tratar de enmendar su error, la mujer y su esposo dijeron que no querían a la niña, ya que los varones son preferidos en ese país por razones económicas. La pareja ha pedido que el varoncito se someta a pruebas de ADN para comprobar si es o no su verdadero hijo. Mientras tanto, la bebita que fue rechazada está siendo cuidada en la guardería del hospital. ¡Qué horror!

Aunque jamás hubiese rechazado a un hijo mío basado en su sexo, tengo que admitir que al enterarme que mi segundo hijo iba a ser varón, me puse un poco triste.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Métodos populares para predecir el sexo del bebé

Cuando me embaracé con mi primer bebé, mi esposo y yo decidimos que no averiguaríamos su sexo. Queríamos experimentar una de las pocas sorpresas reales que nos da la vida. Honestamente, yo no tenía ninguna preferencia, pero durante todo mi embarazo pensé que estaba cargando a un varoncito. Pero vaya sorpresa la que me di cuando nació mi hija Vanessa.

Un par de años después quedé embarazada de nuevo, pero esta vez ya no quise ser sorprendida. Por razones prácticas, decidimos averiguar que iba a ser el nuevo bebé. Sin embargo, esta vez sí tenía una preferencia: realmente quería otra nena. Como sabía que sólo tendría dos hijos, quería que mi hija tuviese una hermana, como yo.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Cuando el doctor me dijo que iba a tener un varón, no lo puedo negar, me sentí triste. Pero tampoco puedo negar que, como era de esperarse, todo cambio al conocerlo. En cuanto lo vi por primera vez, quedé perdidamente enamorada de él y me olvidé por completo que en algún momento preferí una niña. 

Y, ¿tú? ¿Tenías alguna preferencia?

Imagen vía nateOne/flickr