iStock


El comienzo de un año, en este caso de una década, consiste en una oportunidad maravillosa para fijarse metas que nos ayuden a nosotras como mamás y a nuestras familias a vivir mejor y a establecer formas de relacionarnos entre nosotros que les sirvan a nuestros hijos a lo largo de su existencia. También para desarrollar costumbres y hasta rituales que nos unan más y nos hagan mucho más felices. Aunque parecen objetivos complicados, la verdad es que no lo son y aquí te tenemos resoluciones concretas que te van a ayudar mucho en tu papel de madre.

Más de MamásLatinas: 12 Ejercicios mágicos para comenzar el año libre de rencores

Estamos hablando de cosas concretas que te van a ayudar a estar de mejor humor, con más paciencia y con más sonrisas, lo que va a redundar en una relación más sana con tu familia y hasta con tu marido. Además, te ayudarán a relajarte y hasta a bajar de peso. Te va a sorprender cómo pequeñas modificaciones a la rutina pueden hacer milagros.

Aunque no lo creas, también es posible que tengas más tiempo libre y más ganas de hacer cosas. No, no es magia, ni remedios instantáneos. Verás que es muy posible que el 2020 sea el mejor año de tu vida y que le des a tus hijos las herramientras para que ellos también sean más felices que nunca.

Sientate a conversar con tus niños. 1

Sientate a conversar con tus niños.

iStock

No importa la edad que tengan, tus hijos por pequeños o adolescentes que sean tienen historias que contarte. No esperes que ellos solos te digan sus intimidades, hazles preguntas concretas y constantes. Verás como poco a poco te van contando sus vidas.

Advertisement

Piensa en cómo funcionan tus hijos. 2

Piensa en cómo funcionan tus hijos.

iStock

Los niños tienen su personalidad, al igual que los adultos y hay que respetárselas. Un pequeño tímido no responderá igual a tus lecciones de educación con la familia, que uno sin ansiedad social. Un niño muy activo necesita formas de gastar energía. Encontrarles la vuelta te ayudará a bajarle al drama familiar.

Advertisement

Dejarlos arriesgarse, dentro de lo razonable. 3

Dejarlos arriesgarse, dentro de lo razonable.

iStock

Si les permites a tus hijos experimentar cosas nuevas estarás criando niños más seguros de sí mismos y creando más tiempo para ti. Eso incluye hasta ponerles tareas en la casa. Un niño de dos años es capaz de recoger sus juguetes, por ejemplo.

No uses comparaciones a la hora de educar a tus hijos o pelear con tu esposo. 4

No uses comparaciones a la hora de educar a tus hijos o pelear con tu esposo.

iStock

También es buena idea comenzar un pedido o una llamada de atención diciendo primero algo bueno. Así bajarán la guardia te escucharán con mejor disposición.

Advertisement

Establece horarios para guardar el teléfono. 5

Establece horarios para guardar el teléfono.

Los niños aprenden viendo y te calificarán de hipócrita si los obligas a apagar los electrónicos, cuando tú sigues con el teléfono en la mano. Lo mejor es que hagan juntos actividades que no involucren la tecnología actual. Así lograrás que todos tengan una vida más sana sin grandes peleas.

Advertisement

Dale un descanso a la mamá regañona. 6

Dale un descanso a la mamá regañona.

iStock

La vida en familia a menudo es pura corredera y estrés. A veces lo mejor es simplemente relajarse y encontrar el tiempo para hacer cosas divertidas.

Advertisement

Un ritual nuevo puede ser mágico. 7

Un ritual nuevo puede ser mágico.

Los niños adoran esos momentos en los que creamos tradiciones únicas para ellos. Puede ser acostarse a leer los sábados en la mañana, o apartar una hora a la semana para que les cuentes de tu infancia.

Practica en familia el agradecimiento. 8

Practica en familia el agradecimiento.

iStock

Por muy malas que estén las cosas, siempre habrá algo que las pueda poner peor. Aunque tú misma no tengas ánimo para hablar de algo nuevo, practica con tus hijos la costumbre de agradecer las cosas buenas de la vida. Es un hábito que les durará toda la vida y que, para muchos, es la clave de la felicidad.

Advertisement

Convierte el ejercicio una actividad familiar. 9

Convierte el ejercicio una actividad familiar.

iStock

En esta vida apurada que llevamos todos, hay que aprovechar el tiempo en familia para movernos. Dicen que la gente que se ejercita con otros tiene más facilidad en mantener el hábito y obtiene mejores resultados. Si es con tu pareja si la tienes y tus hijos, también podrán reirse juntos y hasta apoyarse en los esfuerzos por vivir más sanamente.

Aparta tiempo para ti. 10

Aparta tiempo para ti.

iStock

Las mujeres, en especial las mamás, tenemos la mala costumbre de ponernos en último lugar. La verdad es que debes ponerte en el primero, pues nadie puede dar nada si está fundido. En esto los estadounidenses tienen razón: Si mamá está feliz, todos en la familia están felices.

Advertisement

Valora a tus amistades. 11

Valora a tus amistades.

iStock

Las personas con amigos viven más felices y tienen más salud, especialmente los que no tienen familia cerca. Si tus hijos te ven rodeada de amigas, ellos también valorarán la amistad.

Enseñales las cosas importantes con diversión. 12

Enseñales las cosas importantes con diversión.

iStock

Eso de enseñar a palos no solo es consejo pasado de moda, sino que lo único que creo en su momento y produce ahora es resentimiento y rechazo. Un niño que aprende riéndose valorará todos los consejos y lecciones que le des.

Advertisement

Relajate cuando las cosas salen mal. 13

Relajate cuando las cosas salen mal.

iStock

Algo importante que podemos darnos y darle a nuestros hijos es la capacidad de mantener la calma ante la adversidad, por pequeña o grande que sea. Una carcajada en momentos de estrés va a aumentar la calidad de vida de todos en casa, comenzando por la tuya.