9 Mensajes comunes que podrían afectar la autoestima de tu hija


iStock

Detente a pensar por un momento, ¿qué ha provocado que en algunos países existan tantas diferencias, como que las mujeres jóvenes tengan una mayor tasa de desempleo en comparación a los hombres? ¿Por qué millones de niñas a nivel mundial contraen matrimonio antes de los 18 años? ¿Por qué los derechos humanos de las mujeres son transgredidos con tanta naturalidad? Para evitarlo, tu labor como madre es importantísima ya que formar hijas con una buena autoestima, y sobre todo con un sentimiento de merecimiento por pertenecer al mundo, les abrirá caminos para amarse y aceptarse tal cual son.

Más en MamásLatinas: 10 consejos importantes para aumentar la autoestima de tu hija

Como madres, tengamos mucho cuidado con las palabras que pronunciamos a nuestras hijas. Aunque no sean comentarios malintencionados, a veces pueden resultar en un hechizo que se convierte en profecía. El poder de nuestra palabra sobre ellas es infinito, y así como podemos afianzar su seguridad en sí mismas, también podemos dañarla en cuestión de segundos. Aunque intentemos criar a nuestras hijas e hijos por igual, toma en cuenta que aún vivimos en un mundo con muy poca equidad de género. Sigue estos consejos para evitar esos mensajes aparentemente inofensivos que podrían afectar el valor propio de tu hija. 

"Aprende a cocinar, a los hombres los vas a conquistar por el estómago".

iStock

Si tu hija aprende a cocinar, que sea porque le gusta y no con el objetivo de buscar pareja o agradarle a un hombre. El mensaje oculto es que debe complacer al hombre para poder ser tomada en cuenta. ¿Dónde queda su valía como ser humano más allá de la cocina?

Advertisement

"No te arrastres por el piso jugando como si fueras un niño, te puedes ensuciar y lastimar".

iStock

Analicemos el mensaje oculto: “no explores, no te fortalezcas, no sacrifiques tus modales y no te diviertas". ¡Terrible! ¿No crees? Aunque sientas que es exagerado, te aseguro que las menciones constantes de ello, le pueden ir quitando el permiso de ser auténtica.

Advertisement

"Las niñas bonitas y educadas no hacen esos berrinches tan feos".

iStock

La educación emocional es algo que debemos formar en niños y niñas, no es exclusivo de una niña y tampoco es con el objetivo de la obediencia absoluta. El mensaje oculto, es que no tienen derecho a expresar sus emociones y que deben tragárselas para ser aceptadas.

"Ese niño te molesta tanto porque seguramente le gustas".

iStock

Podría comenzar a formarse un concepto equivocado del amor. Ningún tipo de agresión con o sin intención, puede ser considerada una muestra de amor o cariño. No permitas que se confunda. Cualquier niño que la moleste, está haciendo eso, incomodándola, no diciéndole "me gustas".

Advertisement

"Que tu hermano le ayude a lavar el carro a tu papá y tú ayúdame a lavar los trastes".

iStock

Aunque es un mensaje de trabajo en equipo, evita educar a tus hijos en el pensamiento de que hay labores específicas de mujeres y de hombres. Así tu hija podrá encontrar el éxito en cualquier actividad cuando crezca sin sentir que su campo está limitado por estos prejuicios.

"Llevas el cabello demasiado corto, y sin aretes. Pareces un niño”.

iStock

Si tu hija se siente cómoda con el cabello corto y prefiere estar sin aretes, es porque quiere sentirse libre. Muchas veces el cabello largo no les gusta porque les estorba al jugar y a veces los pendientes les causan dolor o alergias. Enséñales que la belleza no debe doler o incomodar.

Advertisement

"Ese juego o deporte es muy rudo y peligroso para ti, te van a lastimar".

iStock

Si tu hija lo quiere intentar, es porque se siente capaz de lograrlo. Con tu supervisión y cuidados. Permite que ella decida. No le pongas parámetros de lo que es rudo o peligroso porque puede asustarse con facilidad ante los riesgos de la vida.

"Tienes que ser discreta y cuidar tus modales, de lo contrario nadie te tomará en serio".

iStock

"No te rías a carcajadas, no brinques, no te sientes así, no te muevas de ese modo” y bueno, la lista es larga. El mensaje que viene detrás es que ser tu misma está mal y por lo tanto tienes que fingir para agradarle a los hombres. ¡Que horror!

Advertisement

"Date a respetar, debes ser pudorosa para que no te falten al respeto en la calle".

iStock

Si bien los niveles de agresión sexual han ido en incremento, es una realidad aplicable tanto a niñas como a niños. Hay que cuidarlos a ambos. El hecho de creer que la agresión sexual es culpa de la niña porque “lo provocó”, genera sentimientos de culpa por ser mujer.

Topics: consejos sobre crianza  crianza de niñas  niñas  educacion  madre e hija