11 Consejos para empoderar a nuestras hijas desde pequeñas

madre e hija
iStock

La discriminación por el género parece ser una carga adicional con la que nacemos las mujeres. La lucha por la igualdad a través de tantos años ha sido muy ardua y agotadora. Vivir tanto tiempo en desventaja puede llevar a las mujeres al grado de normalizar la situación cayendo en resignación ante una realidad aparentemente inamovible. Sin embargo, tú que eres madre de una niña, tienes en tus manos todo el poder para cambiar esta situación, ya que todo comienza con la educación y el empoderamiento que le brindes desde que es pequeñita. Mira unos consejos básicos que aquí te comparto.

Más en MamásLatinas: 10 Consejos importantes para aumentar la autoestima de tu hija

Realidades como la carga excesiva de tareas doméstica hasta cuestiones donde se ve lastimada la dignidad como la mutilación genital femenina o los matrimonios forzados aún siendo una niña, forman una cadena de experiencias que independientemente de la cultura y sus costumbres, no dejan de atentar contra la condición humana. Si vamos comprendiendo que la educación que reciben nuestras hijas, marcará su futuro y el futuro de sus propias hijas, tomaremos conciencia del nivel de importancia que tiene nuestro papel como madres para mejorar su posición en el mundo.  

Primer norma para el empoderamiento: Jamás olvides que tú eres su modelo a seguir.

Primer norma para el empoderamiento: Jamás olvides que tú eres su modelo a seguir.

iStock

Es importante predicar con el ejemplo. Si quieres empoderar a tu pequeña, es importante que seas congruente y que aquello que quieres fomentar en ella como la seguridad y la autoconfianza, la perciba de ti misma. 

Advertisement

No le enseñes que a este mundo vino a luchar contra los hombres, eso no es empoderar, es rivalizar.

No le enseñes que a este mundo vino a luchar contra los hombres, eso no es empoderar, es rivalizar.

iStock

El hecho de que busque su lugar en el mundo, no significa que viva una guerra constante con el género opuesto. Los valores que inculquemos y el desarrollo de su potencial no deben incluir una batalla, eduquemos seres humanos más allá de educar a niños y niñas.

Advertisement

Olvídate de los paradigmas que dictan que hay cosas de “niños" y cosas de "niñas”.

Olvídate de los paradigmas que dictan que hay cosas de “niños

iStock

Frases como: “eso no es de niñas” o “pareces niño” son un claro ejemplo de la discriminación en cuanto a roles de género. Si tu hija o hijo quieren intentar actividades que aparentemente no le corresponden, dales la oportunidad de probar por caminos distintos y evita ese tipo de comentarios.

Deja que tu hija tome riesgos y que ponga en práctica sus habilidades para solucionar cualquier reto.

Deja que tu hija tome riesgos y que ponga en práctica sus habilidades para solucionar cualquier reto.

iStock

Evita relacionar su femineidad con la inmovilidad. Desgraciadamente se ha confundido la energía femenina con pasividad absoluta y, cuando una niña quiere explorar, se puede ver impedida a hacerlo porque tú no le permites tomar riesgos por temor a que se lastime.

Advertisement

Deja que se equivoque, olvídate de la falsa creencia de que las niñas deben ser perfectas.

Deja que se equivoque, olvídate de la falsa creencia de que las niñas deben ser perfectas.

iStock

Si le das la oportunidad de aprender de sus fracasos, sabrá ver sus errores como parte de su aprendizaje. Ante una equivocación pregúntale: ¿Qué te gustaría hacer la siguiente ocasión para que las cosas resulten como tú esperas? Guíala a la reflexión, jamás al sentimiento de culpa.

Tanto tú como papá deben darle la oportunidad de expresar su opinión y tomarla en cuenta.

Tanto tú como papá deben darle la oportunidad de expresar su opinión y tomarla en cuenta.

iStock

Si ambos escuchan con atención sus sugerencias ante un desafío o simplemente papá le pregunta: ¿tú qué opinas? Tu pequeña sabrá que su contribución es importante y se sentirá validada. A veces de manera no consciente podrían descalificar sus comentarios, así que evítenlo.

Advertisement

Si es la princesa de papá, esto no implica que deba sobreprotegerla por ser niña.

Si es la princesa de papá, esto no implica que deba sobreprotegerla por ser niña.

iStock

A veces muchos padres dan un lugar especial a las aparentes debilidades de las niñas y comentarios como: “cuida a tu hermanita porque es niña” o “ayuda a tu hermanita porque tiene menos fuerza que tú”, pueden fomentar la desigualdad. Deja que tu hija lo intente primero.

Desde pequeña, hazle saber que se tiene a sí misma para lograr sus metas, fomenta su independencia.

Desde pequeña, hazle saber que se tiene a sí misma para lograr sus metas, fomenta su independencia.

La idea heredada por la cultura de que la mujer necesita un hombre a su lado para lograr sus proyectos, es inculcada desde la infancia. Sé muy reiterativa cuando tiene un logro alcanzado por ella misma, reafírmale su autonomía dejándola tomar pequeñas decisiones.

Advertisement

Enséñale a resolver retos sin ayuda, invítala a pensar y a reflexionar en las posibles soluciones.

Enséñale a resolver retos sin ayuda, invítala a pensar y a reflexionar en las posibles soluciones.

iStock

No le des las soluciones de manera inmediata. Hazle preguntas que la inviten a pensar e incluso a dar opciones. Deja que ella misma llegue a las respuestas. Quizá te tome más tiempo, sin embargo, verás resultados muy importantes a largo plazo.

Fomenta la igualdad en casa, reparte las responsabilidades de colaboración de forma equitativa.

Fomenta la igualdad en casa, reparte las responsabilidades de colaboración de forma equitativa.

iStock

Tanto tus hijos como tus hijas deben tener responsabilidades en casa y todos deben aprender a trabajar en equipo. Es decir, en la medida que todos cooperen alternando las mismas actividades, podrán vivir en experiencia el concepto de igualdad.

Advertisement

Si tus hijos hacen comentarios discriminatorios o sexistas frénalos a tiempo.

Si tus hijos hacen comentarios discriminatorios o sexistas frénalos a tiempo.

No permitas comentarios excluyentes incluso aunque sean bromas. Hazle saber a tus hijos que todos merecemos ser respetados e incluso guíalos a la empatía para que de corazón sepan pedir una disculpa cuando es necesario.

Topics: crianza de niñas  niñas  educación  hija  igualdad  autoestima  consejos para las madres