Niña de 6 años es arrestada en Florida; qué hacer si esto le llegara a pasar a tu hijo


iStock

La pequeña Kaia Rolle, una niña de 6 años de Orange County, Florida, vivió una verdadera pesadilla cuando fue arrestada por hacer un berrinche en la escuela, durante el cual pateó a un policía retirado que trabajaba en el centro educativo. A pesar de que la dirección del centro llamó a la abuela de la niña para que acudiera cuando la pequeña estaba alterada e intentó explicar que todo se debía a un problema médico que tenía la niña, el policía no tuvo piedad, esposó a Kaia y se la llevó detenida.

Más en MamásLatinas: 10 Señales de que tu hijo tiene estrés escolar y cómo ayudarlo

Dennis Turner, el oficial retirado que trabajaba en el centro como parte del equipo de seguridad, fue suspendido inmediatamente de su empleo, y este pasado lunes el jefe de policía del condado lo desligó del cuerpo completamente. ¿Por qué? Turner no siguió el protocolo adecuado con Kaia, pues cualquier detención de un menor de 12 años debe ser aprobada por un supervisor. Además, ese mismo día también arrestó a otro niño del centro de 8 años por un problema similar.

La abuela de Kaia no daba crédito a lo que sucedió.

Meralyn Kirkland, la abuela de la nena que fue arrestada, no podía creer lo que estaba viviendo. Desde la escuela la llamaron para contarle que su nieta, de sólo seis años, había tenido un problema... y que el policía estaba por arrestarla.

Según la abuela, todo deriva de un problema médico que tiene Kaia, que no le permité descansar correctamente por las noches y por eso se portó mal en la escuela. "La niña tiene apnea de sueño. Se lo expliqué al policía, pero él me dijo: 'Yo también tengo apnea y no me comporto así'", explicó Kirkland.

El oficial acabó esposando a Kaia y llevándosela a un centro para delicuentes juveniles.

Advertisement

Por suerte, los cargos fueron retirados inmediatamente.

Por suerte, los cargos fueron retirados inmediatamente.

iStock

La incredulidad de la abuela era tremenda. Al recordar el incidedente no pudo reprimir las lágrimas. "Ningún niño de esa edad debería experimentar lo que es ir en la parte trasera de un (carro de la) policía", explicó Meralyn Kirkland.

Afortunadamente, la fiscal del estado decidió poner fin a esta tontería y retiró todos los cargos contra la pequeña. "Me rehúso a tener nada que ver con la locura que significa conectar la escuela con la prisión. Estos niños deben ser cuidados, queridos, ayudados. Incluso cuando cometen errores deben ser disciplinados en una forma que no le incumbe al sistema penal. En ningún caso deberían ser arrestados", explicó Aramis Ayala, fiscal del estado de Florida.

Advertisement

Dennis Turner tenía antecedentes sospechos y fue despedido.

El Departmento de Policía de Orlando, a través de su jefe Orlando Rolón, anunció el despido de Dennis Turner, que tras 23 años como policía realizaba labores de seguridad en la escuela de Kaia.

Turner había sido acusado de abuso agravado de menores, hacia su propio hijo, en 1998. En 2016, también fue acusado de utilizar fuerza excesiva al utilizar una pistola eléctrica cinco veces con un detenido. Parece que el incidente con Kaia fue la gota que colmó el vaso.

Este trauma puede dejar graves problemas psicológicos en los niños.

Este trauma puede dejar graves problemas psicológicos en los niños.

iStock

El doctor Walter William, profesor de psiquiatría y psicología infantil en la Universidad de Yale, dejó bien claro que este tipo de problemas del sistema pueden llegar a tener graves consecuencias para los niños de tan corta edad. "En este caso, alguien decidió llamar a la policia en lugar de a un consejero de estudios o un sicólogo escolar. Al niño se le trató como un criminal en lugar de un ser humano que necesitaba ayuda", explicó William.

Según el propio doctor, los niños que son sacados del sistema escolar por este tipo de ofensas, acaban teniendo muchos problemas para reinsertarse. "El objetivo de las escuelas es ayudar a los pequeños. Si los sacamos, ¿para qué sirven las escuelas entonces".

Advertisement

Lo más importante es contactar con las autoridades pertinentes.

Lo más importante es contactar con las autoridades pertinentes.

iStock

Tristemente, casos como el de la pequeña Kaia se van a seguir repitiendo. Personas como Dennis Turner, con problemas con el manejo de la autoridad, van a seguir existiendo. Gente como este expolicía no van a dejar de buscar la manera de sacar sus frustraciones personales gracias a la autoridad que le otorga su puesto.

Por eso, en casos como este, es esencial contactar lo antes posible con las autoridades pertinentes y llegar hasta las más altas instancias.

Aunque para Dennis Turner esta hubiera sido un situación cotidiana, claramente, para el jefe de policía y la abogada del estado, el arresto de una niña de seis años no podía ser justificado de ninguna manera. Por eso fue importante que el jefe de la policía y la abogada se hicieran eco de la situación lo antes posible.

Topics: acoso escolar