The Rock genera polémica por foto con su hijita en la piscina, pero ¿realmente es para tanto?

The Rock
Dwayne Johnson/Instagram

Los comentarios en internet contra el actor Dwayne "The Rock" Johnson han llovido en los últimos días a raíz de una foto que el actor publicó con su hijita en la piscina y que ya ha borrado. En la misma, se veía a su pequeña Jasmine Lia, de poco más de 2 años, lista para saltar al agua donde le esperaban los brazos abiertos de su padre, pero parece que a los seguidores de The Rock no les gustaba el hecho de que la niña parecía estar desnuda.

Más en MamásLatinas: Los bebés de los famosos en lo que va de 2019

El actor, lejos de meterse de cabeza en la controversia, borró la foto de inmediato y la mayoría de medios de Estados Unidos no han querido reproducir la imagen de la bebita sin ropa. Pero la polémica está servida. Hay muchos matices culturales que vienen a cuento de esta situación, pues para algunos ver a una niñita de 2 años desnuda en la piscina con su papá puede ser lo más tierno del mundo, mientras que para otros puede ser una gran ofensa. ¿Tú qué opinas?

Muchos medios decidieron no publicar la foto entera con la niña desnuda.

Seguramente que el actor de origen samoano y afrocanadiense no pudo imaginar el revuelo que se iba a armar al publicar una foto tan inocente de su bebita Jasmine Lia. A Johnson le encanta publicar fotos en la piscina con su hija, pero en esta ocasión su pequeñita no tenía traje de baño, por lo que los usuarios de internet no tardaron en salir al paso y criticar duramente al antiguo peleador de lucha libre convertido en estrella mundial de Hollywood.

El actor acabó por borrar la foto y casi todos los medios que la publicaron omitieron el lado donde se veía a la niña. Pero, ¿era para tanto esta imagen?

Advertisement

Dwayne es un padrazo al que poco se le puede criticar cuando del cuidado de sus hijas se trata.

El actor tiene dos niñas, Jasmine Lia y Tiana Gia, además de Simone, de 17 años, fruto de su primer matrimonio. En sus redes sociales se muestra como un padre de primera, siempre compartiendo fotos de sus retoños en las formas más cariñosas y dedicadas. Por eso sorprende que la gente se crea con motivos para poder criticar a un hombre que vive por y para su familia. En fin, para eso es genial el anonimato que proveén las redes sociales.

Advertisement

Las críticas al actor fueron de todos los tipos y colores.

"Como madre de una niña, creo que deberías cubrir a tu hija antes de publicar esta foto. ¿Cómo puedes exponerla así ante millones de personas?", escribió una de las seguidoras de The Rock en Instagram, antes de que éste borrara la foto.

"Yo nunca pondría una foto de mi hija desnuda en redes sociales. Entiendo lo que pretendía hacer, pero hay gente muy enferma ahí afuera", explicaba otra usuaria.

"Me encante The Rock, pero esta foto es innecesaria. Los bañadores se inventaron por algo", comentó otra en todo irónico.

Sin embargo, también hubo quienes defendieron al actor. "Los que pretendan sexualizar esta foto porque la niña está desnuda no entienden nada de la cultura polinesia. Esto es completamente normal en nuestra cultura", explicó un seguidor, por ejemplo.

Y es que, al fin de cuentas, nadie podría tener motivos para criticar a un padre que cría a sus hijas de la manera que él cree necesaria, siempre y cuando no estemos ante casos de maltrato o abuso, claro está. Menos aún cuando ha habido ocasiones de sobra para comprobar lo entregado y cuidadoso que es Dwayne en el cuidado de sus tres hijas.

The Rock no quiso entrar en polémicas y ni siquiera intentó explicarse.

En una acción que le honra, el actor no quiso entrar --ni siquiera-- a defender la publicación de dicha foto. Motivos tenía de sobra, pues nadie debe poder decirle cómo debe criar a sus hijas, pero The Rock prefirió cortar por lo sano y borrar la imagen para apagar el fuego que él mismo había empezado sin querer.

Advertisement

El choque cultural en cuanto a la crianza de nuestros hijos es cada vez más evidente por culpa de las redes.

Ahora que nuestras vidas parecen publicadas al minuto en nuestras redes sociales, no hay persona que no esté expuesta a la crítica feroz de un público al que --muchas veces-- ni siquiera conocemos. A mí también me ha pasado, al publicar una foto de mi hija (de espaldas) en la playa sin la parte de arriba de su bikini. Extrapolado a los famosos, que tienen millones de seguidores --la mayoría de ellos detractores-- es fácil entender que cualquier pequeño movimiento puede estar expuesto a que alguien, escudado en el anonimato de las redes, critique o llegue a insultarte por tus publicaciones.

Desde este punto de vista, los choques culturales son cada vez más comunes. Para mí, que mi hija esté en la playa sin la parte de arriba de su bikini es totalmente normal. Tiene 5 años. Para The Rock, que su hija salte a la piscina de su casa completamente desnuda --y para aclara, a la niña no se le veían sus partes íntimas--, seguramente también lo sea. El problema es la audiencia a la que le llegan esas imágenes y que, muchas veces, se creen con el derecho de poder dictar cómo se deben hacer las cosas en la vida de los demás, porque simplemente tienen una ventana a ella y un espacio para dejar un comentario.

Quizás la lección que haya aprendido The Rock de esta situación sea que puede hacer lo que quiera con sus hijas, y criarlas como le venga en gana, pero que quizás los 150 millones de seguidores que tiene en Instagram no deban estar expuestos a esos momentos íntimos de su familia. La verdad, el actor se manejó con mucha elegancia en esta situación y seguro que ha aprendido la lección.