Kailey, la hijita de Elizabeth Gutiérrez y William Levy, es el mini clon de su mamá, y sobran las fotografías para probarlo. Madre e hija son igual de bellas, pero no sólo comparten muchos rasgos físicos. También vemos cómo la pequeña, a sus escasos 8 años, se parece cada vez a su mamá en muchas otras cosas. Ely no puede estar más orgullosa de su niña, y eso se ve a leguas en las fotografías que comparte en sus redes sociales. Y es que esa relación entre ambas es realmente entrañable. No por nada, el actor cubano está más que enamorado de las dos mujeres de su vida.
 
 

Más en MamásLatinas: Los hijitos de William Levy y Elizabeth Gutiérrez en 61 adorables fotos

Quienes tenemos hijas sabemos que la relación entre una madre y una hija es de mucha complicidad. Tener una hija es compartir secretos de belleza, así como las mejores recetas de la familia. Ir de compras juntas o planear una fiesta para consentir a los nuestros. El caso de Elizabeth Gutiérrez y Kailey no es diferente. Lo mismo las vemos en un desfile de modas juntas que disfrutando de un buen partido de béisbol.

Si bien la genética tiene mucho que ver en el parecido que heredamos de nuestros padres, es mucho más lo que nos hace parecernos a ellos. La convivencia, los gestos y todo aquello que aprendemos día tras día a su lado también es importante. Kailey es la hija de su madre y estas enternecedoras imágenes están para comprobarlo. ¡No te las pierdas!


Ely le enseña sus secretos de belleza a Kailey. 1

Ely es toda una empresaria de la cosmetología desde que lanzó su línea de productos para la piel. Y no sólo le pone a Kailey el ejemplo de cómo tener el cutis más bello, sino que también le da todo un ejemplo de cómo ser una mujer independiente.

Advertisement

Ambas aman el mar. 2

Viviendo en Miami, las visitas a la playa son obligadas. Tanto madre como hija disfrutan de estos momentos dejándose mecer por las olas del Caribe.

Advertisement

Heredó de su mami su devoción por los Dodgers. 3

No sólo son las mejores porristas de Tophy, el hermanito de Kailey, sino que ambas son fieles seguidoras de los Dodgers de Los Angeles. Tan fieles son ambas al equipo de la ciudad natal de Elizabeth, que esa camiseta que luce Kailey en esta imagen era de su mami cuando tenía su edad, y ella ahora la ha heredado. ¡Qué cosa más tierna!

Disfruta de los rayos del sol en traje de baño como su mamá. 4

Es difícil no recordar los memorables momentos en los que Elizabeth Gutiérrez ha posado regia en traje de baño. Por lo visto, Kailey sigue sus mismos pasos.

Advertisement

El color de pelo de ambas es prácticamente idéntico. 5

¡Es impresionante que las dos tienen el cabello prácticamente del mismo color! Realmente lucen preciosas con ese tono miel.

Advertisement

Es tan coqueta como su mamá. 6

Kailey heredó la coquetería y femeinidad de Elizabeth. Esta linda foto lo comprueba.

Advertisement

Saben cómo divertirse juntas planeando una fiesta de cumpleaños. 7

Una de las cosas más lindas es planear las fiestas de cumpleaños con una niña. Pensar en cada uno de los detalles juntas es un proceso que se disfruta hasta el último minuto.

Las dos son muy curiosas. 8

Tanto madre como hija disfrutaron de ver el eclipse solar en agosto de 2017. Elizabeth comparte esa curiosidad científica con su hija.

Advertisement

A Kailey le gusta ir de shopping con mami. 9

La pequeña no sólo acompaña a su mamá a las tiendas, sino que seguramente está aprendiendo muchos trucos de moda de la estilista Claudia Zuleta, quien frecuentemente ayuda a Ely con su guardarropa.

Heredó de su mami el amor por la moda. 10

Ely comparte ese gusto que tiene por la moda con la pequeña Kailey. Ambas acudieron a ver un desfile de la Miami Fashion Week.

Advertisement

Las dos tienen su American Girl. 11

Kailey tiene su popular muñeca American Girl muy parecida a ella, y Elizabeth también tiene la suya, ¡pero de carne y hueso! Adivina cuál es nuestra muñeca favorita.

Son las dos mujeres de la vida de William Levy. 12

Ambas comparten el amor de un gran hombre: William Levy. El actor se ha volcado en su familia y en su relación con Elizabeth en los últimos años. El compromiso de esta pareja en tener una familia sólida ha dado sus frutos y los vemos gracias a las lindas imágenes que comparten en sus redes sociales.

Advertisement

Se comporta como toda una mujercita en la peluquería. 13

¿A qué mujer no le gusta dejarse consentir en la peluquería y salir sintiéndose bella? La pequeña Kailey, a su corta edad, ya lo sabe. Todo gracias a que su mami se ha encargado de ponerle el ejemplo.

Tiene todo el estilo y actitud de su mamá. 14

Kailey heredó de Ely esa actitud de no tener miedo a nada. Lo proyectan ambas en cada una de las imágenes que comparten.

Advertisement

Tiene una sonrisa contagiosa como mamá. 15

La pequeña tiene esa sonrisa que lo ilumina todo, como su madre. Muy seguramente una de las cosas que cautivó al guapísimo William Levy y que ahora la tiene reflejada en su niña.

Las dos son mujeres valientes. 16

Kailey le agradece en sus redes sociales a su mamá el haberle enseñado a ser valiente. Uno de los mejores regalos de vida que sin duda le ha dado.

 

Advertisement

Tiene talento para el arte. 17

No sabemos si será actriz como sus padres, lo que sí es que tiene un interés por las artes. También la hemos visto cantante en las redes. Veamos qué es lo que el futuro le depara a esta hermosa pequeña.

Sabe el poder de un buen labial. 18

Uno de los secretos mejores infalibles de las mujeres es el lápiz labial. Con sólo un toque y basta para mejorar el look de cualquiera. Elizabeth muy seguramente lo sabe y ya se lo enseñó a su pequeña.

Advertisement

Heredó el porte de su madre. 19

Esa delgada figura y porte son idénticos a los de su madre. Kailey es una niña bellísima y promete ser una mujer espectacular.

Es una princesa como mamá. 20

Elizabeth no sólo es una mujer fuerte, sino que sabe ser también muy femenina, y eso lo ha inculcado en la hermosa Kailey.

Advertisement

Tiene una dentadura perfecta. 21

Al igual que mami, Kailey tiene esa dentadura tan blanca y perfecta que es capaz de iluminar el día más gris.