Como padres, muchas veces tendemos a sobreproteger a nuestros hijos, en especial a las niñas, cuidando de que nada les pase y de que su camino sea color de rosa. No queremos que sufran, no queremos que se caigan para que no les vaya a doler; quisiéramos que fueran completamente felices, sin experimentar ninguna amargura. Esto es un grave error. "Muchos padres se atontan cuando tienen hijos y cometen un grave error que consiste en que no quieren que su retoño sufra, lo cual es imposible", dice el doctor en psicología y autor del libro Fortalece a tu hijo, Javier Urra

Advertisement

Los obstáculos y las dificultades siempre van a existir, son parte de este camino al que llamamos vida. Es por eso que debemos enseñarles a nuestras niñas desde muy temprana edad a enfrentar y superar los obstáculos que la vida les pueda presentar. Alentar a las niñas a practicar deportes es una excelente manera de ayudarlas a que aprendan a sobreponerse en la vida. Las dificultades que enfrenten las ayudarán a apreciar mejor sus logros, porque sabrán que no fue fácil obtenerlos. "[Deben saber] que estos obstáculos, aunque en ocasiones son muy desafiantes y nos pueden quitar el ánimo de continuar adelante, también ayudan a moldear nuestro carácter, nuestra perseverancia y son parte del camino al éxito y al alcance de nuestras metas", nos dice Idalis Velázquez, experta en entrenamiento físico y madre de dos niñas. Y una forma excelente de enseñarles desde temprana edad es a través de los deportes, ya que les ayuda a desarrollar disciplina y confianza en sí mismas. Esos obstáculos que deben superar en la cancha, la piscina o sobre la barra, las preparan para los retos que se les puedan presentar en el futuro.  

Hablamos con padres y expertos, y aquí comparto lo que nos dijeron sobre cómo ayudar a nuestras hijas a superar los obstáculos y lograr sus sueños.

Debes enseñarles desde muy pequeñas que encontrarán retos y obstáculos en la vida

"Además de motivarlas y brindarles mi apoyo, desde que son pequeñas les he enseñado que en la vida encontrarán retos y obstáculos, nunca será un camino perfecto", dice Velázquez. "Que estos obstáculos, aunque en ocasiones son muy desafiantes y nos pueden quitar el ánimos de continuar adelante, también ayudan a moldear nuestro carácter, nuestra perseverancia y son parte del camino al éxito y al alcance de nuestras metas. Enseñarles esto desde pequeñas, las prepara [para el futuro]".

El deporte ayuda a nuestras hijas a superar otros retos en la vida

La disciplina que las niñas desarrollan cuando practican un deporte y la forma en que les toca lidiar con los retos que les pueda presentar ese deporte, puede ayudarlas a superar otros obstáculos en la vida. "La disciplina que vi en mi hija cuando era una niña, es la misma que he visto en ella durante sus años de estudios universitarios, viviendo lejos de casa y formándose como una joven independiente que ya está a unos pasos de entrar al mundo laboral", asegura Johanna Torres, editora en jefe de MamásLatinas. "Puede que a sus 21 años de edad ya no practique la gimnasia, pero lo que el deporte le regaló en términos de confianza en sí misma y de su poder femenino para conquistar el mundo es para toda la vida".

Dales permiso para que sientan frustración

Cuando tu niña esté atravesando un momento difícil y tenga un tropiezo, permítele que sienta esas emociones que vienen con el tropiezo, ya sea enojo, frustración o tristeza, porque eso la ayudará a levantarse con mayor fortaleza. "Los obstáculos son parte de las piedras del camino y es importante abrir paso a las emociones que estos producen, permitirles la frustración y la descarga emocional para después continuar el trayecto con fuerza y motivación", asegura la psicóloga Karina Suárez Fernández.

Enséñales que en los momentos difíciles aprendemos y crecemos

Siempre recuérdales "que está en ellas sacarles provecho, levantarse y continuar adelante. Si siempre resulta fácil, no apreciamos los momentos en que lo logramos", dice Velázquez. "[A mis hijas] les enseño que hay que trabajar fuerte por las metas y los sueños, creer en sí mismas y en su talento, ignorar las voces negativas y perseverar. Siempre cuentan conmigo, pero todo lo que necesitan está ya en ellas". 

Sé su mejor ejemplo

Según Idalis Velázquez, sus hijas han presenciado varios obstáculos en el camino hacia sus metas, pero ella les he dado el ejemplo de perseverar y continuar adelante. También han presenciado el logro de sus sueños y ese ha sido el mejor ejemplo. "Cuando nosotras las madres aplicamos y vivimos lo que tratamos de inculcar y enseñar a nuestras hijas, ellas aprenden con el ejemplo. La mayor me ha dicho en varias ocasiones que yo nunca me doy por vencida, ni cuando pierdo. Lo dice con admiración y eso me llena de alegría, ¡pues sé que le he servido de ejemplo!"

Ármalas con las herramientas necesarias

Ya sea que estén empezando a practicar un nuevo deporte, aprendiendo un nuevo idioma o teniendo dificultades en la escuela, como padres, debemos equipar a nuestras hijas con las herramientas que necesitan para superar esos obstáculos. Esto es algo que Mayna Nevárez pone en práctica con su hija de 12 años, quien ya es toda una campeona del tenis. "Si tiene que practicar más horas, pues hay que hacerlo, pero es importante que ella te lo pida, porque a veces los padres 'quemamos' a los niños con demasiadas horas en el deporte o en cualquier actividad que realicen", dice Nevárez. "[Pero si sale de ellos] ahí se ven los resultados". 

Medita con tus hijas sobre los sueños que quieren lograr

"No hay nada más valioso que la imaginación", dice la doctora Suárez Fernández. "De hecho, Einstein decía que la imaginación era más importante que el conocimiento, porque éste ya está ahí y la imaginación es el principio de lo que va a estar. Los sueños son metas que comienzan en la mente y tienen un toque especial que se llama intención. La intención de los deseos es lo que da fuerza. Si meditas con tus hijas sobre sus sueños futuros y juntas trazan un mapa de la prosperidad recortando imágenes de aquello que representa lo que quieren lograr y pegándolas en una cartulina, irán dando forma a los deseos, pero sobre todo a la intención de esos deseos".