Cómo bañar a un bebé en 15 pasos fáciles

Quizá no hace falta ser lumbrera para bañar a un bebé, pero sí requiere todo tipo de destrezas y muy buena preparación. Sigue estos 15 pasos para lograr esta hazaña con eficacia, gracia y sobre todo, sentido de humor.

Advertisement

1. Prepárate mentalmente. Recomiendo 5 minutos de meditación y respiración profunda. Después, mírate al espejo y repite varias veces: "¡Sí, puedes!" y estira los músculos para calentarte.

2. Usa la vestimenta adecuada. Como cualquier atleta, vestirse con ropa apropiada para el reto es de suma importancia. En este caso necesitas una camiseta de mangas cortas que se puede mojar, pantalones o chores cómodos, y unas rodilleras para proteger las rodillas o al menos una alfombra acolchada. Y no te olvides de atar el cabello si lo tienes largo.

3. Localiza la bañera. Si no tienes otros hijos, este paso será muy fácil ya que estará donde la dejaste. Si tu bebé tiene hermanos mayores y si la bañera es un linda ballena como la Skip Hop MOBY Bathtub with Sling, podría estar en cualquier sitio de la casa ya que —como todo—seguramente se ha convertido en un juguete más de tus hijos.

4. Prepara tus herramientas. Así como los cirujanos que tienen a mano todos sus instrumentos, tú también debes tener muy de cerca a todo lo que podrías necesitar. Esto incluye: una toalla para bebés, champú, jabón líquido (o mejor aún dos en uno, como el Babyganics Baby Shampoo + Body Wash, Chamomile Verbena), una esponja o toallita y juguetes para la bañera.

5. Pide refuerzos. Como los policías, es bueno tener apoyo si es necesario, especialmente porque nunca debes dejar a tu bebé solo en la bañera. Por eso, avísale a tu pareja que vas a bañar al bebé para que esté pendiente y te pueda ayudar si lo necesitas.

6. Distráelo para quitarle la ropa y el pañal. Los bebés inquietos no tienen ningún interés en esta tarea y es posible que trate de dar la vuelta para escaparse (especialmente en el caso de bebés mayores). Por eso, ten a mano una cesta con algunos pequeños juguetes para entretenerlo, como los del Sassy Newborn Gift Set.

7. Envuévelo en una toalla o una batita, como la Baby Aspen Big Top Bath Time Lion Hooded Spa Robe, para llevarlo al baño. ¡Así evitarás que le dé frío y te protegerás en caso de un accidente!

8. Pon al bebé en la bañera y dale un juguete. (Nos gustan los Munchkin 8 Squirtin' Sea Buddies.) Hemos combinado estos dos pasos en uno porque se deben realizar casi simultáneamente para que tu bebé esté distraído y no trate de escaparse de la bañera.

9. Comienza a llenar la bañera. Para estar segura de la temperatura del agua, puedes usar un divertido termómetro como el Munchkin White Hot Safety Bath Ducky.

10. Lava su cabello. Aquí el truco es enjugar el cabello. Usa una jarrita antilágrimas con un borde flexible para que el champú y el agua no le entren a los ojos como la Munchkin Shampoo Rinser.

11. Lava su cuerpo. Tip: cuando le lavas las manos es buena idea enjuagarlas inmediatamente porque, como bien sabes, los bebés siempre ponen las manos en la boca y en los ojos y no van a esperar a que termines de enjabonar y enjuagar todo el cuerpo para hacerlo.

12. Saca a tu bebé de la bañera. Primera comienza a vaciar la bañera (¡nunca debes dejarla con agua!) y luego envuelve a tu bebé en una toalla, como la Skip Hop Zoo Little Kids & Toddler Towel and Mitt Set.

13. Dale un masaje. ¡Qué lujo es ser bebé! Este paso es importante no solo para hidratar su piel sino para relajarlo, especialmente antes de la hora de dormir. Usa un aceite o crema especialmente para la piel delicada de los bebés, como Johnson's Baby Oil With Shea & Cocoa Butter for Dry Skin o Honest Company Face & Body Lotion – Sweet Orange Vanilla.

14. Distráelo para vestirlo. ¡Aquí estamos otra vez! Saca otro juguete para que se quede quieto por 3 segundos y lo puedas vestirlo (bueno, casi).

15. Dale el bebé a tu marido y toma un descanso bien merecido. ¡Lo lograste, campeona! Y ahora el otro gran reto: ¡encontrar tiempo para que tú te puedas bañar!