Aunque los niños crecen a su propio ritmo, la talla y el peso siempre serán un buen punto de referencia para medir sus condiciones de salud. La tabla de crecimiento "proporcionada por su pediatra", es un patrón que ayuda, aunque también puede ser una herramienta de preocupación sobre todo cuando tu pequeño sale de los estándares esperados. Evita preocupaciones innecesarias, tómalo como una oportunidad para tomar medidas pertinentes y siempre toma en cuenta estos datos.

Más en MamásLatinas: Mitos y realidades sobre el crecimiento de los niños

Imagen vía iStock

Los primeros tres años siempre serán su periodo de mayor crecimiento y el foco de atención es la cabeza. 1

Los primeros tres años siempre serán su periodo de mayor crecimiento y el foco de atención es la cabeza.

Imagen vía iStock

En esta etapa, tu pediatra se basará en las medidas de crecimiento de la circunferencia de la cabeza para saber el proceso de crecimiento de su cerebro. Sin embargo siempre deben ser tomadas en cuenta las diversidades étnicas e incluso culturales.

Advertisement

Los nacidos de una madre primeriza tienden a ser más pequeños que sus hermanos. 2

Los nacidos de una madre primeriza tienden a ser más pequeños que sus hermanos.

Imagen vía iStock

Esto se debe a que el útero es más pequeño y más estrecho cuando el bebé es alojado por primera vez. Es por eso que en la mayoría de las ocasiones, los bebés subsecuentes son más grandes debido a que el espacio les permite mayor expansión en el crecimiento.

Advertisement

Un patrón diferente en la tabla de crecimiento de tu pequeño no indica necesariamente un problema. 3

Un patrón diferente en la tabla de crecimiento de tu pequeño no indica necesariamente un problema.

Imagen vía iStock

De aquí la importancia que tiene el hecho de que sea tu pediatra quien interprete la tabla. Al ser un profesional de la salud, te aseguro que antes de diagnosticar un problema, tomará en cuenta factores como la genética, el ambiente , el sexo de tu bebe e incluso si fue prematuro.

Las niñas y los niños tienen diferentes tablas de crecimiento. 4

Las niñas y los niños tienen diferentes tablas de crecimiento.

Imagen vía iStock

Considera que el sexo determina un patrón muy distinto de crecimiento, ya que la velocidad es distinta. Las niñas comienzan con la pubertad entre los 10 y 11 años y los niños empiezan a los 12 y 13 por lo que las niñas tienen un estirón previo.

Advertisement

La edad ósea no siempre coincide con la edad real de tu pequeño. 5

La edad ósea no siempre coincide con la edad real de tu pequeño.

Imagen vía iStock

Hay niños más altos o más bajitos con relación a su edad cronológica, debido a la genetica. Cuando el pediatra averigua la edad ósea, te pedirá una radiografía de mano y muñeca izquierda para determinar si el cartílago del hueso de tu pequeño ya cerró. Lo esperado es que alcancen su talla respecto a su experiencia genética.

Advertisement

Después de los 2 años, la tabla también arroja datos del índice de masa corporal de tu pequeño. 6

Después de los 2 años, la tabla también arroja datos del índice de masa corporal de tu pequeño.

Imagen vía iStock

Ya no sólo es la circunferencia, se suma también la masa corporal debido a que en ésta etapa es importante detectar los riesgos que podrían tener de sobre peso o de muy bajo peso. Es un diagnóstico que permite establecer cambios en las formas de alimentación y mejorías en la nutrición.

Advertisement

No te enfoques en el número de la tabla o percentil sino en el índice de crecimiento. 7

No te enfoques en el número de la tabla o percentil sino en el índice de crecimiento.

Imagen vía iStocki

El número de percentil en el que se encuentre, no determina nada en cuestiones de salud o de óptimo crecimiento. Puede ser muy normal que esté en 2 o en 98 porque esto sólo significa que de 100 niños normales y sanos, 98 pesarán más que él. Y el que está en el 98 es difícil que encuentre otro niño más pesado que él.

Ponte alerta cuando la tabla muestre que tu pequeño no crece a la misma velocidad a la que engorda. 8

Ponte alerta cuando  la tabla  muestre que tu pequeño no crece a la misma velocidad a la que engorda.

Imagen vía iStock

Por ejemplo, si es más alto que el 40% de los niños de su edad pero pesa menos que el 85% de los niños de su edad –percentil 40 y peso en el 85- podría deberse a algún problema que es importante verificar con su pediatra.

Advertisement

Ten cuidado y consulta al pediatra cuando no esté siguiendo su patrón de crecimiento. 9

Ten cuidado y consulta al pediatra cuando no esté siguiendo su patrón de crecimiento.

Un ejemplo puede ser que si la altura y el peso se encuentran en un percentil 60 hasta sus 5 años, pero luego desciende a 30 a los 6 años, es posible que esté atravesando por un problema de crecimiento.

Pregúntale a tu pediatra todas las dudas que tengas. 10

Pregúntale a tu pediatra todas las dudas que tengas.

Imagen vía iStock

La lectura de la tabla debe ser hecha por el profesional. Sin embargo, tú debes entenderla y tomarla como la tabla que te dirá la evolución y progresos de tu hijo en su crecimiento. Por lo tanto, si no entiendes la lectura, pide que te la expliquen a detalle.