Un retraso en el crecimiento se refiere al incremento de peso inadecuado en bebés y niños. Si bien es una situación preocupante para los padres y requiere una evaluación médica, es importante mantener una actitud positiva y festejar cada paso adelante que de tu hijito — no solamente las libras que aumente —para animarlo a seguir progresando. Estos son algunos logros que, por más pequeños que sean, son grandes motivos de celebración.

Advertisement

1. Tienes que comprarle ropa nueva. Cuando sus camisas y pantalones le quedan apretaditos es muy buena señal e ir a comprar más ropita debe ser toda una ocasión para regocijarse.

2. Tu hijo ha descubierto una nueva comida que le gusta. Son muchos los niños quisquillosos que no quieren ampliar su dieta. Por eso debes alegrarte cada vez que tu pequeño sonríe tras probar un alimento nuevo.

3. Termina su comida y pide más. A veces no estimamos bien el apetito de nuestros pequeños o de repente, el mismo aumenta. ¡No dudes en darle esa segunda (o tercera) porción!

4. Está de mejor humor y tiene más energía. El retraso en el crecimiento puede hacer que los niños se sientan irritables, cansados y poco interesados en actividades. Un cambio positivo en su humor y nivel de energía es un buen indicio.

5. Ha cumplido un hito del desarrollo. A veces los niños que crecen más lentamente se tardan más en cumplir con hitos como caminar, trepar y correr, así que cuando los cumplen tienes una razón aún mayor para celebrar.

Si te preocupa el crecimiento de tu hijo, pregúntale a tu pediatra si PediaSure Grow & Gain puede ser beneficioso. Se ha demostrado clínicamente que darle Grow & Grain puede ayudarlo a aumentar de peso.

Imagen vía ©iStock.com/pixelfit

Topics: desarrollo  crecimiento