Top

El parecido es cada vez más evidente y nos hemos dado cuenta en Halloween. 1

Al verlos así posando tan graciosos y tan vestidos nos los imaginamos en una alfombra roja como solían hacer sus padres cuando estaban juntos.

 

 
Advertisement

Emme es igual de aplicadita que su madre, la gran empresaria J.Lo. 2

Comparten el look de estar por casa, el cabello recogido y la misma concentración. Parece que el emporio Emme se consolidará muy pronto.

 
Advertisement

Max es tan seductor como su padre. 3

Seguro que ya trae locas a las niñas de la escuela, porque tiene la misma actitud que ha hecho a su padre estar con algunas de las mujeres más bellas del mundo.

 

¿Acabarán siendo los dos una gran pareja artística como sus padres? 4

¿Te imaginas que hacen un dúo artístico de mellizos? A sus padres les ha durado más la chispa como artistas que como pareja.

 
Advertisement

El parecido de Max a Marc Anthony a veces resulta muy inquietante. 5

En esta imagen Max se asemeja tanto a Marc Anthony que casi parece la portada de un disco. Con esa mirada perdida aparenta que incluso está componiendo una de esas canciones que derriten el corazón.

 

¿Será el divismo algo genético? 6

Parece que desde bien pequeños los mellizos se sienten muy cómodos con gafas de sol para ocultar su cara de los paparazzi. ¿No te los comerías?

 
Advertisement

Max prefiere bailar con su madre mejor que con su padre. 7

Las miradas de complicidad de marido a mujer y de hijo a madre son muy distintas, pero estas fotografías nos vuelven a demostrar que "miniMarcAnthony" existe.

 

La pequeña Emme tiene en su madre una buena maestra para el baile. 8

Si algo sabe hacer Jennifer López es bailar y Emme quiere parecerse a su madre.

 
 
Advertisement

Max bien podría llamarse Marc Anthony Jr. 9

Max bien podría llamarse Marc Anthony Jr.

Splash 

En esta foto se puede ver cómo Marc Anthony disfruta de su rol paternal y el pequeño Max se siente seguro a su lado.

 

Los pequeños no pueden negar su belleza de raíz latina. 10

Jennifer López también disfruta de tener a sus dos "coconuts" leyendo un cuento. Es el momento en el que se le olvida que es una de las mujeres más poderosas del mundo y se da cuenta de que también es una mamá como cualquier otra. ¿Ves el parecido que también tienen con su madre?

 

 
Advertisement

Entre ellos también se parecen mucho si los miras juntos. 11

Los hijos se parecen a sus padres, pero como buenos mellizos, al principio eran realmente más parecidos entre ellos. Todavía hoy se nota que nacieron el mismo día.