MIRA cómo Bárbara Bermudo enseñó a su hija a amarse a sí misma

Barbara bermudo y su hija miaBárbara Bermudo pasó por una situación bien difícil, pero lamentablemente común, con su hija mayor Mía, quien no le gustaba lo que veía en el espejo. Pocas cosas duelen más que ver a un hijo sufriendo, más aún por su apariencia. Ella misma lo contó en exclusiva para MamásLatinas y la experiencia nos puede ayudar a todas.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: MIRA: El cuerpazo de Bárbara Bermudo después de tener tres 

"Pasé un momento muy difícil con Mía", dijo Bermudo sobre su hija mayor cuando la encontramos en el lanzamiento de la línea de ropa juvenil Cat & Jack de Target. "A ella no le gustaban sus rizos. Siempre quería que le hicieran el blow-out [el secador]".

La situación se puso tan complicada que la nenita, que ahora tiene 7 años, se paraba frente al espejo e intentaba halarse el cabello para alisarlo. "Ella quería el cabello de su hermanita, Camila, que lo tiene más lacio", nos comentó la presentadora de Primer Impacto. Llegó un punto que ella y su marido, el periodista Mario Andrés Moreno, ya no sabían qué hacer.  

Entonces, Bermudo vio la campaña de Dove "Ama tus rizos". "Es una campaña muy linda. Se la enseñé a Mía y aprendió a respetar a sus rizos", recordó la estrella.

Ahí comenzó a cambiar todo. Comenzaron a conversar del tema ya sin drama y "le pude explicar que yo también tenía el pelo rizado, pero que con el tiempo se ha ido alisando. Salía de la ducha sin usar el secador para que ella me viera", agregó.

mia andrea

Para Bermudo, uno de los mayores legados que una madre le puede dar sus hijos es que "ellos se amen como Dios los mandó al mundo". 

Gracias a su paciencia, dedicación y su creatividad para aprovechar las herramientas que tenía a su alrededor, la situación cambió radicalmente. Ahora cuando la quiere peinar, es Mía quien le dice, "Dejame mis rizos en paz", algo que la hace muy feliz.

mia moreno

Imagen vía Las Hermanas MorenoBárbara Bermudo/Instagram

Topics: barbara bermudo  hijos de famosos  belleza  belleza de niños