Desde que mi hija cumplió 12 años oigo casi a diario "¡¿Por qué no me entiendes mamá?!", "¡SI, SI, ya te escuché!". Están en una etapa difícil, de cambios abruptos y te preguntarás qué pasa. Bienvenida al club de madres de adolescentes. 

Más en MamásLatinas: 8 secretos para mantener una excelente comunicación con tu hija adolescente

Lo que debes saber es que esta etapa no dura para siempre, pero como puede llegar a ser bastante complicada se siente como que dura una eternidad.

Sigue leyendo y seguro que me entenderás.

A todo me dice que sí ¡pero no lo hace! 1

A todo me dice que sí ¡pero no lo hace!

Imagen vía Pixabay

El mensaje aunque no te lo diga es: “no quiero hacerlo” o “lo haré cuando quiera”, quizá te esté retando. Manéjalo así: Necesito que recojas tu habitación, ¿puedes hacerlo entre las dos y las cuatro de la tarde por favor? Dale opciones para que no lo sienta como imposición.

Advertisement

Su puerta siempre está cerrada 2

Su puerta siempre está cerrada

Imagen vía Pixabay

Es su espacio de identidad y privacidad, el lugar donde refleja su personalidad. Ahí se siente libre de plasmar sus ideas, pensamientos y sentimientos. Así que intenta siempre tocar la puerta antes de entrar y a menos que sospeches que está metido en problemas graves, jamás revises o muevas de lugar sus cosas.

Advertisement

Le hablo y parece que está en otro planeta 3

Le hablo y parece que está en otro planeta

Imagen vía iStock

Es muy probable que se desconecte de la conversación por pensar en cuestiones sociales. Evita frases como: ¡¿Me estas escuchando?! Y dile: Veo que estás distraído(a), dime en cuanto tiempo puedo hablar contigo, quizá ya estés más concentrado (a). Dale la responsabilidad de elegir el momento.

Le molesta cuando soy demasiado afectiva 4

Le molesta cuando soy demasiado afectiva

Imagen vía Corbis

El mensaje es: ¡Basta, ya no soy tu niño (a)!. Busca reflejarle al mundo que se está convirtiendo en un ser humano capaz de tomar decisiones y a veces puede sentir un abrazo como descalificación de su madurez. Dile: Entiendo que estás creciendo,  ¿cuál es la forma que prefieres para que te muestre mi afecto?

Advertisement

Sus amigos se han vuelto más importantes que la familia 5

Sus amigos se han vuelto más importantes que la familia

Imagen vía Corbis

Solo se sienten comprendidos entre ellos mismos porque atraviesan los mismos cambios y confusiones. Es el único terreno donde se sienten de igual a igual. Así que jamás te sientas desplazada por sus amigos, de hecho los necesita para desarrollarse sanamente.

Advertisement

Se la pasa durmiendo 6

Se la pasa durmiendo

Imagen vía Pixabay

Las siestas largas son cruciales para un buen desarrollo cerebral. Cuando llega la adolescencia el reloj interno sufre algunos cambios debido a las hormonas y el ciclo de sueño se descontrola. Solo coloca horarios y toma en cuenta que necesitan dormir para rendir lo suficiente.

Advertisement

A veces me quiere y a veces me odia 7

A veces me quiere y a veces me odia

Imagen vía Corbis

Seguramente por momentos te llama “mami” y otros no te quiere en frente. Estos cambios de ánimo son naturales sobretodo cuando siente amenazada su libertad. Haz pactos de no agresión y enséñale a pedir tiempo fuera cuando lo necesite, de esta forma no se faltarán al respeto.

No me escucha y habla entre dientes 8

No me escucha y habla entre dientes

Imagen vía Corbis

Quiere independencia y es un signo claro de sus desacuerdos con respecto a lo que tratas de inculcarle. No es que esté en tu contra, es sólo que buscará la satisfacción de sus impulsos, así que no caigas en una lucha de poderes y no te dejes llevar por la ira. Solo pon límites claros con consecuencias firmes.

Advertisement

Ya no me tiene la misma confianza de antes 9

Ya no me tiene la misma confianza de antes

Imagen vía Corbis

Es natural que se vuelva más reservado (a) sobretodo porque tiene temor de ser reprimido(a) ante sus nuevos intereses. Es mejor que no interrogues y jamás uses la información que te da para ocuparla en su contra. Eso sería el fin de la confianza que puede tenerte.

A veces me da respuestas impertinentes 10

A veces me da respuestas impertinentes

Imagen vía Corbis

La lucha de poderes y la necesidad de establecer su identidad pueden llevar a tu hijo a responderte de forma muy tajante. No te enganches, haz un tiempo fuera y dile: Veo que estás de mal humor y como no quiero que nos faltemos al respeto, tendremos que hablar más tarde.