Niño dibujando el símbolo de reciclajeLas mamitas debemos asumir la misión de educar a los más chiquitos de la casa sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, y una forma facílisima de hacerlo es enseñándolos a reciclar la basura del hogar. Así que comparto contigo ciertas recomendaciones para iniciarte en esta cruzada por nuestro planeta.

Lee más en ¿Qué más?: 10 Consejos para que tu hijo deje de mojar la cama 

Imagen vía Corbis

Conviértete en la experta 1

Conviértete en la experta

Imagen vía Corbis

Para motivar a tus niños es necesario que conozcas exactamente todo lo relacionado con el tema, instrúyete a tal punto que puedas persuadirlos desde la primera conversación.

Advertisement

Motívalos desde el compromiso 2

Motívalos desde el compromiso

Imagen vía Corbis

Hacerles entender que su grano de arena puede hacer la diferencia en el mundo, es vital para conseguir su atención. Los niños son receptivos ante temas sociales y les encanta ser tomados en cuenta por los adultos.

Advertisement

Enséñales los diferentes materiales a reciclar 3

Enséñales los diferentes materiales a reciclar

Imagen vía Corbis

Una buena alternativa es hacer una lista de los artículos que pueden reciclarse: papel, plástico, cartón, vidrio. Sería genial que la colocaras en un lugar visible para que puedan memorizarla.

Diseña tu rincón de reciclaje 4

Diseña tu rincón de reciclaje

Imagen vía Corbis

Destina un espacio de tu casa para colocar tus cestos de reciclaje. Procura que sea un lugar visible. No importa si tus cajas para almacenar los desechos son grandes o pequeñas, adáptate a tus condiciones. Recuerda que lo importante es empezar.

Advertisement

Haz una lista de lo que NO se recicla 5

Haz una  lista de lo que NO se recicla

Imagen vía Corbis

El éxito de este proceso depende del conocimiento que tengas. Así como puedes hacer una lista de las cosas que se reciclan, también puedes hacer una de aquellas que no. Por ejemplo: espejos, vidrios rotos, cerámicas, aerosoles, calcomanías.

Colores para diferenciar 6

Colores para diferenciar

Imagen vía Corbis

Reciclar tiene su propio protocólo y los colores son esenciales, así que sitúa tantas cajas como necesites y diferéncialas con tonos que correspondan al material de recolección. Azul para papel y cartón. Amarillo para latas y plástico. Verde para el vidrio. Rojo para los desechos peligrosos. Gris para otros residuos.

Advertisement

Reconoce los procesos de recolección 7

Reconoce los procesos de recolección

Imagen vía Corbis

En la mayoría de los EEUU existen sistemas de recolección de reciclaje, pero si no corres con esta suerte averigua dónde funcionan los centros en tu ciudad y llévalos tu mismo con tus niños una vez a la semana.

Elimina los residuos 8

Elimina los residuos

Imagen vía Corbis

Hazle entender a toda la familia la importancia de eliminar los residuos de los objetos a reciclar.

Advertisement

Hazte multiplicador de esta iniciativa 9

Hazte multiplicador de esta iniciativa

Imagen vía Corbis

Tus hijos se sentirán súper orgullosos de la labor que están haciendo desde casa, así que haz que compartan esta experiencia con su entorno, para así motivar a otros niños a unirse a esta iniciativa.

Muéstrales el resultado final 10

Muéstrales el resultado final

Imagen vía Corbis

En internet encontrarás muchos videos en donde podrás ver el resultado de reciclar, en qué termina convirtiéndose todo el material recolectado y cuál es el beneficio para nuestro medio ambiente. Lograrás sorprenderlos y estarán más motivados a continuar.

Advertisement

Anímate a trabajar con material de reciclaje dentro de casa 11

Anímate a trabajar con material de reciclaje dentro de casa

Imagen vía Corbis

Una idea buenísima es enseñarles a tus hijos manualidades a partir de materiales reciclados. Así entenderán los múltiples usos que pueden tener cientos de objetos que desechamos constantemente en nuestros hogares.

Premia la labor de tus hijos 12

Premia la labor de tus hijos

Imagen vía Corbis

Los premios son una buena estrategía para motivar a los chiquitos de la casa. Una buena idea es darles medallas, consentirlos con su postre favorito o algo que sea de su agrado como retribución al esfuerzo que han hecho a la hora de reciclar.