Cuando mi hijo Diego nació, mi pequeña Sofy tenía cuatro añitos de ser hija única. Así que, cuando sintió toda la atención vertida sobre el nuevo bebé de la casa, tuvo conductas extrañas: se cortó el cabello con unas tijeritas, se enfermaba mucho y ¡hasta volvió a mojar la cama! Aquí te cuento ocho causas psicológicas de la enuresis nocturna.

Lee más en ¿Qué más?: 10 terribles consecuencias de la falta de amor y el maltrato en los niños

Imagen vía Corbis

Cambios en su vida 1

Cambios en su vida

Imagen vía Corbis

Cambios de colegio, cambios de domicilio, el nacimiento de un hermanito o cambios drásticos que lo saquen de la rutina, pueden generarle un gran impacto. Le tomará tiempo adaptarse, y mojar la cama puede ser un reclamo indirecto.

Advertisement

Situaciones estresantes 2

Situaciones estresantes

Imagen vía Corbis

Si tu pequeño está sometido a exigencias excesivas o es víctima de acoso escolar, mojar la cama puede ser una forma de liberar tensión. Es importante que estés atenta a lo que esté viviendo en su entorno, tanto en casa como en la escuela.

Advertisement

Necesidad de llamar la atención 3

Necesidad de llamar la atención

Imagen vía Corbis

Aunque es una acción involuntaria, puede verse reforzada por el hecho de que obtiene tu atención y así convertirse en una estrategia para sentirte cerca y al pendiente. Es una manera de retroceder en una etapa que ya superó, para sentirse de nuevo como tu bebé.

Ambientes tóxicos en el hogar 4

Ambientes tóxicos en el hogar

Imagen vía Corbis

Si discutes con tu pareja frente a tu hijo, hay abandono emocional o es testigo de situaciones como el alcoholismo o cualquier otro tipo de adicción, puede presentar esta conducta como una forma de manifestar la ansiedad que esto le produce.

Advertisement

Infección urinaria 5

Infección urinaria

Imagen vía Corbis

En el 90% de los casos, la enuresis se relaciona con una situación emocional. No obstante, es importante que acudas con el pediatra para que descartes cualquier disfunción orgánica y conocer la causa real.

Introducción de nuevos hábitos de conducta 6

Introducción de nuevos hábitos de conducta

Imagen vía Corbis

Conforme van creciendo, nuestros hijos adquieren nuevas responsabilidades, y esto implica inculcar nuevos hábitos. Mojar la cama puede ser una forma de negarse a crecer.

Advertisement

Agresión física y verbal 7

Agresión física y verbal

Imagen vía Corbis

Los gritos, las ofensas y los castigos físicos pueden alterar su equilibrio emocional, y generarle un estado de temor y alerta permanente. La reacción, ante su miedo y su descontrol, puede ser mojar la cama.

Fracaso escolar 8

Fracaso escolar

Imagen vía Corbis

Cuando no logra seguir el ritmo normal de la clase, o siente una sobre exigencia de sus capacidades y habilidades, puede verse afectado en su rendimiento y su capacidad de aprendizaje, por lo que su ánimo y su motivación disminuyen.