Una cantidad de estudios recientes han comprobado más a fondo la omnipresencia--y los peligros subsiguientes--de los niveles de sodio en la dieta Americana, inclusive para los pequeños. No es novedad que muchos estadounidenses ocupados suelen depender de alimentos preempacados para alimentar a sus familias, y tampoco es novedad que la mayoría de estos alimentos no son nada saludables. Por eso hoy queremos compartir tres meriendas nutritivas que tú misma puedes preparar para los más chiquitos de tu familia. 

Advertisement

Más en MamásLatinas: 9 Frutas tropicales excelentes para la salud de tus hijos

Hummus (o puré) de frijoles negros y vegetales 
1 lata de frijoles negros orgánicos 
1 diente de ajo grande
1/4 de cucharadita de comino
Un salpicón de agua
Vegetales variados

Hacer: En una olla o un bol apto para microondas, combina los frijoles (enjuagados y escurridos), un diente de ajo machacado y un salpicón de agua. Caliéntalo en el microondas hasta que esté todo suave y recalentado. Permite que se enfríe un poquito y luego bátelo en una licuadora o un procesador de alimentos, junto con el comino, hasta que se haga una pasta fácil de untar. Si quieres, añade más agua tibia para conseguir la consistencia que prefieras. Para los más chiquitos, puedes servir el hummus con palitos de zanahorias o calabacín, brócoli o cualquier otro vegetal, todos cocinados al vapor. Los niños más grandecitos se los pueden comer crudos.

Pan tostado con canela 
1 Rebanada de pan integral
Poquito de mantequilla
1/8 de cucharadita de canela molida 
1 manzana orgánica

Hacer: Tuesta la rebanada de pan integral y úntala de mantequilla y de canela. Corta la manzana en mitad y rállala (la puedes pelar primero si deseas). Pon la manzana rallada encima del pan y corta éste en trozos largos. Sirve de inmediato. 

Guacamole fácil
1 aguacate (de cualquier variedad)
1 diente de ajo pequeño
Jugo de media lima
1 cucharada de yogur griego entero
Pimienta negra molida

Hacer: Corta un aguacate en mitad y retira la semilla. Saca el aguacate de la cáscara usando una cuchara y coloca en un bol pequeño. Agrega el yogur, el jugo de lima, y ajo picado o rallado. Usa un majador de papas o un tenedor grande para combinar y majar todos los ingredientes. Añade pimienta a gusto. Sirve con tortilla integral tostada o con una variedad de vegetales frescos.

Imagen vía Thinkstock

Topics: salud de niños  meriendas saludables