babyTodas las personas tenemos una manera distinta de reaccionar ante cualquier situación extrema. Hay personas cuyas emociones salen en la forma de lágrimas, risas o silencio. No hay una manera determinada de reaccionar cuando uno se convierte en madre y hay mujeres que sienten emoción, felicidad, miedo y hasta tristeza. Traer a un hijo al mundo es un evento muy importante en la vida de cualquier mujer y no necesariamente significa que tiene que venir acompañado con sentimientos de felicidad extrema. Mira la galería para que veas todas las emociones que pueden venir con el paquete de la maternidad. Aunque todas son extremas, son normales.

Lee más en ¿Qué más?5 Pasos para recuperarte rápido después de dar a luz

Imagen vía Corbis


 

Depresión 1

Depresión

Imagen vía Corbis


La depresión posparto es más común de lo que te imaginas y afecta a una de cada 10 mujeres después de dar a luz. Afortunadamente hoy en día no es un tabú y hay tratamientos para las mamás. Tiene que ver con el estrés del recién nacido, la falta de sueño y la cantidad de cortisol el organismo produce.

Advertisement

Sensibilidad 2

Sensibilidad

Imagen vía Corbis


Sientes que no puedes controlar tus emociones y que lloras por todo. De repente miras al mundo a través de un espejo color rosa con la carita de tu bebé. Es normal y viene con el paquete de la maternidad.

Advertisement

Temor 3

Temor

Imagen vía Corbis


Es un sentimiento normal porque el territorio es desconocido. Las mamás experimentan dos tipos de temor. Uno en cuanto a la crianza del bebé y el otro tiene que ver con la seguridad de la mamá y el pequeño. Puede que sientas miedo porque no sabes cómo cuidar al recién nacido.

Instinto de protección 4

Instinto de protección

Imagen vía Corbis


Este instinto de protección aparece a las primeras semanas de tener el bebé en casa y realmente nunca desaparece. Nos sentimos invencibles y sabemos que podemos hacer lo que sea con tal de proteger a nuestros pequeños.

 

Advertisement

Ansiedad 5

Ansiedad

Imagen vía Corbis


El sentimiento de que esa criatura indefensa depende completamente de ti para sobrevivir es un sentimiento que genera ansiedad en muchas madres. La responsabilidad tan grande que se siente al instante que te conviertes en madre y cargas a tu bebé por primera vez, puede ser un poco agobiante. Es normal y es lo que ayuda a muchas mamás a regresar a trabajar después de cumplir los meses de maternidad.

Advertisement

Celos 6

Celos

Imagen vía Corbis


Es muy normal porque la mamá ha llevado al bebe en sus entrañas por nueve meses. De repente el esposo, amigos, familiares y extraños sienten que pueden interactuar con el recién nacido y la mamá siente celos. El sentimiento mengua a medida que el bebé va acreciendo.

Advertisement

Rabia 7

Rabia

Imagen vía iStock 


El desequilibrio hormonal hace que algunas mamás sientan rabia con el esposo, los otros hijos y miembros de la familia. Ellas ven a estas personas como una amenaza ya que interfieren entre ella y el recién nacido. Este tipo de mamá quiere estar todo el tiempo con su bebé.

Angustia 8

Angustia

Imagen vía Thinkstock 


Todo lo que sea nuevo causa ansiedad y angustia y todo en los recién nacidos es desconocido. Aunque la mamá ya haya tenido otros hijos, cada bebé es único y las experiencias son diferentes. Es normal y probablemente el sentimiento va a desaparecer a medida que el bebé crezca.

Advertisement

Agotamiento 9

Agotamiento

Imagen vía Corbis


Nada ni nadie te puede preparar para el nivel de agotamiento que toda mamá experimenta con un recién nacido. Aunque la mama tenga o no tenga ayuda, siempre va estar cansada. Hay que dormir cuando el bebé lo haga para prevenir caer en depresión.

Obsesión 10

Obsesión

Imagen vía Corbis


Hay mamas que no quieren ni sienten interés por hacer nada más que estar todo el día y noche con sus bebés. Les dan de comer a cada rato, los cambian todo el tiempo, lo piden de inmediato si alguien los carga. Es normal, tiene que ver con el miedo a separarse de ellos y normalmente pasa con los meses.

Advertisement

Indiferencia 11

Indiferencia

Imagen vía Corbis


Hay mujeres cuyo imbalance hormonal las lleva a rechazar al bebé y según los expertos tiene que ver con el dolor. Las mujeres que tuvieron un parto o una cesárea complicada pueden por un instante sentir un poco de indiferencia ante el pequeño.

Euforia 12

Euforia

Imagen vía Corbis


Hay mamás que sienten tanta felicidad que el sentimiento se convierte en euforia. La maternidad viene acompañada de un brote de energía y sienten que pueden conquistar al mundo entero. Estas mamás no sienten cansancio como otras.