Thinkstock

Hay muchos mitos que rodean el tema de la alimentación del bebé. Desde poner cereal en su biberón para que duerma mejor hasta darle agua cuando aún es recién nacido, éstas y muchas otras creencias populares podrían confundirte a la hora de elegir la mejor forma de alimentar a tu bebé. Así que, antes de tomar decisiones, descubre qué dicen los expertos acerca de los mitos más comunes. 

Advertisement

Más en MamásLatinas: Alimentos que no pueden faltar en tu mesa cuando tienes hijos

Mito 1: Los bebés lactantes necesitan tomar agua. Es fácil asumir que los bebés deberían tomar agua para hidratarse, como nosotros, los adultos. Pero, en realidad, la leche materna es el único fluido que ellos necesitan. "A menos que tu bebé desarrolle una condición médica por la cual tu pediatra te recomienda introducir otros fluidos, no debería tomar agua hasta que esté comiendo alimentos sólidos, entre los 4 y los 6 meses", explicó el Dr. Andrew Adersman, autor del libro sobre bebés Baby Facts, en la revista Parents. Pero, en el caso de que tu niño se alimente con fórmula en lugar de leche materna, Aderman recomendó consultar con tu pediatra sobre si darle agua o no. 

Mito 2: Los bebés que se alimentan con fórmula duermen mejor. La formula se tarda más en ser digerida que la lecha materna, por lo que "es posible que los bebés no se despierten tan a menudo para comer", aclaró la consejera de lactancia, Pat Sternum, al portal especializado en salud WebMD. Pero, ¡no te ilusiones con dormir una noche completa! Jatinder Bhatia, jefe de Neonatología de la Universidad de Ciencias de la Salud de Georgia, explicó en entrevista con el portal BabyCenter "que cada niñito tiene sus propias necesidades calóricas, personalidad y patrones de sueño, por lo que muchos bebés alimentados con leche de fórmula se despiertan por la noche tan seguido como los que se alimentan de leche materna". Finalmente, como la fórmula permanecería en su sistema digestivo durante más tiempo, sería normal que fermentara, generando lo que Sternum denominó "un popó ¡súper oloroso!".

Mito 3: Jamás hay que despertar a un bebé para comer. Por lo general, tu bebé será el que te despierte a ti, ansioso por alimentarse. Pero, en ocasiones, puede que siga durmiendo y que no quieras molestarlo. "Está bien dejarlos descansar un poquito más que de costumbre, pero nunca debería tener más de un período de cuatro horas y media seguidas de sueño al día", advirtió Sternum, agregando que si un niño se duerme regularmente en los horarios de comidas, habría que despertarlo, ya que según destacó: "Es importante que se alimente en horario, así como que tú des de mamar regularmente para seguir generando mucha leche".

Mito 4: Está bien poner cereales dentro de la botella de su bebé. La costumbre de poner cereal dentro de la botella es súper conocida, y muchas madres aseguran que hacerlo ayudaría a sus bebés a dormir mejor. Pero, según Healthy Children, el portal de la Academia Americana de Pediatría, su sistema digestivo no estaría listo para procesar este tipo de alimentos hasta, entre los cuatro y los seis meses, y exponerlo a alimentos sólidos antes de esa edad podría volverlo propenso a desarrollar alergias alimentarias en el futuro. Además, dicho portal indicó que los bebés saben por instinto cuánta leche necesitan tomar basados en el volumen, no en las calorías. Así, poner los cereales podría hacerlos consumir muchas calorías más de las que necesitan.

Recuerda que, más que a las creencias populares ¡es a tu pediatra a quien debes escuchar! Por eso, antes de hacer algún tipo de cambio en la alimentación de tu bebé, no dudes en consultarlo.