¿Cuándo y cómo debería una mamá hablar de sexo con sus hijos?

Al igual que muchas mujeres latinas, sólo hablé sobre el sexo con mis padres unos días antes de mi boda. Hasta ese momento nuestras conversaciones acerca del tema era exclusivamente sobre la abstinencia y la virginidad antes del matrimonio. Nunca hablamos abiertamente de sexo o de las relaciones sexuales, de que se trataban o sobre cuál era el comportamiento aceptable.  No se conversaba sobre lo que era tener relaciones sexuales protegidas para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual o quedar embarazada.
Aprendí sobre el sexo y formé mis propias opiniones gracias a mis amigas, la clase de educación sexual que tuve en la escuela secundaria y al experimentar con un novio con el que salí por casi cuatro años.  

A diferencia de mi experiencia, tuve la primera conversación sobre sexo con mi hija cuando ella tenía 10 años. Era inevitable.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: ¿Debería aceptar el sexo casual como comportamiento normal de mi hija adolescente?

Yo recién había asistido a una reunión en la escuela secundaria de mi hija donde nos aconsejaron cómo hablar con nuestros hijos sobre el sexo. Una  psicóloga habló sobre la importancia de que fueran los padres (y no los amigos) que ayudaran a los niños a desarrollar actitudes saludables en relación a sus cuerpos, sus relaciones y el sexo. Habló sobre la necesidad de proporcionarles orientación en torno a los valores y principios morales que queríamos inculcarles.

Otro experto se refirió a la importancia de proporcionar información objetiva y precisa. La psicóloga explicó también, que el hablar sobre el sexo y qué decir sería motivado por las preguntas de nuestros hijos. Ella nos dijo que deberíamos hablar constantemente sobre el amor en las relaciones cada vez que estos temas surgieran.

Por eso, cuando a la semana siguiente mi hija me preguntó qué significaba tener relaciones sexuales con un muchacho, yo ya sabía que era el momento de tener una conversación abierta sobre el sexo.

Seguí el consejo de la psicóloga y le hice algunas preguntas para averiguar cuánto sabía. ¡Me tomó toda una noche finalmente enterarme que un muchacho de 13 años, le había enviado una nota pidiéndole tener relaciones sexuales con él! Yo le dije que tener relaciones sexuales era una manera en que las personas muestran su amor. Con sus respuestas, me di cuenta que ella estaba lista para una conversación básica sobre el sexo.

Al día siguiente le leí un libro sobre sexo, que se inició con los pajaritos y las abejas y terminó con dos personas en la cama teniendo relaciones sexuales (nada demasiado gráfico). Las conversaciones con mi hija y mi hijo han sido consistentes y han evolucionado a medida que se han convertido en adultos jóvenes, pero sigo teniendo con ellos conversaciones muy abiertas.

Ahora que mi hija está en la universidad nuestras conversaciones se centran más en el comportamiento sexual y moral aceptable, ya que ella conoce muy bien las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección.

¿Has tenido que hablar del sexo todavía? ¿Qué edad tenían tu hijos cuando conversaste abiertamente con ellos? ¿Qué consejos le darías a otras mamás?

Image vía Thinkstock


Topics: crianza  sexo  ser padres