Niña se corta el cabello para ayudar a pacientes con cáncer y recibe insultos

Jetta Fosburg con tan sólo 10 años tiene más bondad y valentía que muchos adultos. La pequeña de la ciudad de Dayton, Ohio decidió cortarse el cabello y donarlo a pacientes que padecen cáncer. La niña tenía una cabellera larga y después de donar catorce pulgadas, quedó con el corte de campanita. La hermosa acción de la niña dejó a sus padres y familiares muy orgullosos, pero desafortunadamente sus compañeros del colegio no lo pensaron así y se burlaron de ellas por semanas hasta el punto que la mamá la tuvo que sacar de la escuela.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Cuál es la manera más indicada para criar hijos exitosos

Heidi Fosburg, la mamá de Jetta, no tenía palabras para describir lo orgullosa que se sentía de su hija por querer donar el cabello. La niña dijo que muchos de sus seres queridos han sufrido la enfermedad y ella quería ayudar a otras personas ellos. La labor de la fundación Cabello por amor, es una de las más bellas que hay. Ellos se encargan de hacer pelucas y se las regalan a las pacientes enfermos con cáncer para que se vean femeninas. El hecho que Jetta haya querido cortarse el cabello es una acción digna de aplaudir y no de castigar.

Según la niña desde el instante que ella pisó un pie en la escuela Pathway School of Discovery, sus compañeros se empezaron a burlar. Le decían que se veía como un hombre, que ella era fea, que siempre había querido ser hombre y otros insultos insensibles. La niña le contó a la mamá y Heidi pensó que todo iba a pasar a la medida que los niños se acostumbraran del nuevo corte de su hija. Tanto madre como hija estaban en un error porque los insultos no terminaron, al contrario.

La mamá le pidió ayuda al rector del colegio pero éste dijo que la niña tenía que ser fuerte. También dijo que él iba a lidiar con el problema a su manera y que no sabía de nadie que haya muerto por culpa de palabras. Definitivamente ese hombre vive debajo de una piedra porque cientos de niños han muerto o han cambiado sus vidas por culpa de los insultos. La niña y su mamá crearon una página en Facebook y tienen más de quince mil seguidores que la han apoyado y alentado.

Es terrible que un gesto hermoso como éste haya terminado convirtiéndose en una pesadilla tanto para la madre como para la niña. No soy quién para juzgar a nadie, pero se me ocurre que deberíamos tomar el caso de esta pequeña como un ejemplo para sostener una conversación con nuestros hijos.

Siempre pensamos que nuestros hijos son incapaces de acosar a otro y ojalá así sea. Pero, muchas veces se dejan llevar por la "ola" en la que se han subido la mayoría de sus compañeros y por el simple hecho de "pertenecer" al grupo se suman al grupo de acosadores de forma inconsciente. Aquí te dejo algunos consejos para evitar que tu hijo se convierta en un acosador. Es importante prepararlo y prevenir tanto que sea acosado como que sea un acosador.

Imagenes vía Stand With Jetta /Facebook

Topics: cabello  familia  hijos  maestro