Mi suegra me lo dijo hasta el cansancio y yo me horrorizaba: los niños no unen a las parejas. Yo la veía como un ave de mal agüero, decidida a arruinarme el embarazo, pero con el paso de los años me he dado cuenta de que me estaba alertando, a su manera, de la importancia de cuidar el matrimonio. Los niños puede chuparnos todo el tiempo. Más aún cuando se tiene a un niño con necesidades especiales.

La devoción que los padres sentimos ante nuestros pequeños muchas veces hace que nos olvidemos de ciudar nuestra relación. Recuerdo haberme sentido muy culpable cada vez que me tomaba un rato para mí o para estar a solas con mi esposo. Tuvimos suerte de tener amigos que casi nos obligaron a hacerlo y les agradeceré toda la vida.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 7 Famosos que fueron niños con necesidades especiales (FOTOS)

Obviamente no somos los únicos. La red My Autism Team hizo una encuesta entre sus miles de miembros sobre cómo mantener viva la relación de pareja cuando se tiene un hijo con autismo. Las respuestas son esenciales para cuidar cualquier relación, pero más las que son más vulnerables a las preocupaciones, el estrés, la falta de tiempo y la falta de atención. Tú sabes de qué te estoy hablando.

Aquí te dejo las sugerencias de estos padres que están pasando por lo mismo. Son un gran recordatorio de que nuestros hijos nos necesitan bien y unidos.

1. Planifica una salida en pareja al menos una vez al mes. Suena imposible, lo sé. Después de todo ¿con quién van a dejar a su tesoro? Nadie lo conoce como ustedes. Estoy segura de que hay gente capacitada en su área, pero si no, hasta pueden organizar alguna terapia a una hora que los dos puedan irse a tomar un café y -esto debe ser una regla- no hablen de nada logístico o de preocupaciones.

2. Coqueteen. No, nadie tiene ganas de ponerse sexy, después de un día corriendo de un lado para el otro, pero te sorprenderá el efecto que puede tener el que te laves la cara y te pintes los labios cuando estés a punto de verte con tu pareja. Dile algo sensual. Tócalo al pasar. Él terminará haciendo lo mismo. ¡Hay que mantener la corriente viva!

3. Sé firme con tu rutina para dormir. Cuando los niños se duermen antes que los padres, siempre hay un espacio para estar juntos, así sea cada quién haciendo lo suyo, pero sería mejor aprovechar para hacerse un cariñito.

Imagen vía Thinkstock

 

Topics: niños latinos  niños con necesidades especiales  mamas de niños con necesidades especiales  relaciones de pareja