Si bien es difícil estar segura de que estás tomando las decisiones adecuadas sobre el bienestar de tu hijo, el proceso se vuelve más complicado cuando se involucra la escuela, pero es importante que todo el sistema educativo se convierta en tu aliado en esto. Y, aún más, TIENEN que hacerlo por ley. Según la legislación federal IDEA, las escuelas deben dar ayuda especial a los niños con discapacidades. Esta ayuda se llama educación especial y servicios relacionados con esta. Para recibirlos estas son las primeras 5 cosas que debes saber: 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 5 Maneras de apoyar a la mamá de un niño recién diagnosticado con una discapacidad

1. Identificación. Cada estado debe identificar, localizar y evaluar a todos los niños con discapacidades que necesitan educación especial y servicios relacionados. Un niño puede ser identificado por las labores de "Identificación de niños," y sus padres reciben una notificación del sistema pidiendo permiso para evaluar a su hijo. Los padres también pueden llamar al sistema de "Identificación de niños" y pedir que su hijo sea evaluado. Obviamente, si ya tienes un diagnóstico deberías informar a la escuela.

2.Evaluación. El propósito es encontrar las respuestas a estas tres preguntas:
-¿Sufre el niño de alguna discapacidad por la que necesita educación y servicios especiales?
-¿Cuáles son las necesidades educativas específicas del niño?
- ¿Cuáles son los servicios adecuados en su caso?

3. Cumple los requisitos. Un grupo de profesionales calificados y los padres revisan los resultados de la evaluación del estudiante. Juntos deciden si el estudiante es "un niño con una discapacidad," tal y como es definido por IDEA. Los padres pueden usar alguna de las opciones para resolver disputas bajo IDEA si no están de acuerdo con la decisión.

4. Desarrollo del plan educativo. Si al niño se le declara como "niño con una discapacidad" tal como es definido por IDEA, entonces es elegible para la educación especial y los servicios relacionados. Se crea un equipo de profesionales y los padres para diseñar un Programa educativo individualizado (IEP, por sus siglas en inglés). Haz el esfuerzo de asistir a TODAS las reuniones. Es importantísimo que expreses tus opiniones. Acuérdate que tienes todo el derecho a retirar tu permiso y la escuela no puede hacer nada con lo que no estés de acuerdo.

5. Monitoreo y re-evaluación. Este plan es revisado constantemente y se monitorean los resultados. La escuela debe compartir esto contigo. Cada tres años o antes es obligatorio evaluar al niño otra vez.

Acuérdate, todo niño tiene derecho, por ley, a recibir la educación que necesita. Si tu escuela no responde, puedes presentar tu caso ante el distrito escolar, o el departamento de educación de tu estado. Hay padres que hasta han demandado. Pero no te preocupes, porque esos son casos extremos. La mayoría de las veces las escuelas quieren ayudar y tienen profesionales preparados. ¡Ah! Se me olvidaba algo importantísimo. Si no hablas bien inglés, la ley también te otorga el derecho a TENER UN TRADUCTOR.

Imagen vía Thinkstock

Topics: niños discapacitados  niños con necesidades especiales  mamás de niños especiales  escuela