5 Consejos para enseñar a tus hijos a administrar su mesada

Desde que estudiaba en la escuela primaria, tendría unos 8 añitos, ya le dábamos 'mesada' o dinero para sus gastos a nuestro hijo, y hasta el sol del hoy la sigue recibiendo, cuando ya es un estudiante universitario, y hasta que se gradúe, con el favor de Dios. Pero antes de darle dinero, le enseñamos unas "normas" que debía respetar para seguir recibiendo el beneficio semanal.

En nuestro caso, solo teníamos un hijo, pero quienes tienen más de uno, deben tratar de ser justos, un asunto que no es fácil, pero que siempre hay que intentar, para que el respeto y la solidaridad fluyan como un lazo fuerte entre todos.

Sigue leyendo porque este es un tema clave para toda familia…

Advertisement

Lee Más en ¿Qué Más?: El secreto para que tus hijos se porten bien es más simple de lo que te imaginas

Ojalá podamos romper con esta terrible costumbre ancestral, en la que los hombres siempre salen ganando aun cuando no se lo merezcan. Una reciente encuesta reveló que los muchachos reciben más dinero para sus gastos fijos que las niñas en una proporción de 70% versus 60% según Junior Achievement, una fundación que lucha por el bienestar de los jóvenes en todo el mundo.

La medición también arrojó otro dato interesante: Las niñas trabajan dos horas más a la semana en tareas domésticas que los varones, quienes pasan la mayor parte de su tiempo libre, jugando. Nada más injusto, ¿no?

Algunos consejos útiles a la hora de decidir cuándo y cuánto dinero darles:

1. A qué edad comenzar: Cuando el niño ya sabe cuánto cuestan las cosas y entiende cómo funciona el dinero. A mi hijo le empezamos a dar dinero cuando estaba en segundo grado de la escuela primaria.

2. Cuánto dinero darle: Empezar con una 'mesada; muy pequeña a la semana, suficiente para comprar una merienda diaria. La norma es que si se gasta todo el dinero en un día, no obtendrá dinero de nosotros hasta el próximo lunes. Le dábamos muy poquito dinero a la semana, suficiente para comprarse una empanada o un croissant diario, más un jugo. Y cuando vimos que lo gastaba en forma 'juiciosa" y a petición de él, le incluimos un poco más, para que pudiera comprarse dos helados a la semana.   

3. Cuándo aumentar la mesada: A medida que el niño crece, aumentan los retos, y también sus necesidades, entonces, es posible que haya que incluir un dinero para pagar el metro o el autobús, o para comprar libros. No se debe dar mucho dinero o creerá que cae del cielo.

4. Enséñalo a ahorrar: Cuando ya entienda el valor del ahorro, enséñale cómo hacerlo. Y aconséjale guardar al menos el 10% de lo que reciba. 

5. Supervisa su manejo de la mesada: Es imprescindible enseñarlos desde pequeños, a reportarnos cómo gastaron su dinero, cada semana, así podrás aconsejarlo oportunamente. He visto padres que dan demasiado dinero a sus hijos, y éstos terminan comprando vicios. Hay que abrir muy bien los ojos cuando somos padres, para mirar, en qué gasta nuestro hijo cada dólar.

Imagen vía Thinkstock

Topics: mesada para tus hijos  cuanto dinero dar a tus hijos