Ya sea que actualmente tengas un niño pequeño en tu casa o que hayas encontrado que los años han pasado volando y ahora eres madre de un estudiante de secundaria, debes ir preparando proactivamente a tu hijo para una vida de aprendizaje. Para la mayoría de la gente eso significa que la universidad está en la agenda.

Ahora, no estoy diciendo que debas gastar decenas de miles de dólares en la matrícula de un preescolar privado con la esperanza de que tu hijo algún día asista a Princeton (sin embargo, si esa es tu elección, que así sea); lo que estoy diciendo es que, desde la niñez temprana en adelante, hay ideas y prácticas que puedes instituir que ayudarán a tu hijo a estar preparado mentalmente no sólo para ser aceptado en la universidad que elija sino para tener éxito una vez que llegue allí.

Lee más en ¿Qué más?: Con esta nueva universidad cibernética en español, la hora de estudiar es ahora

Sigue leyendo para conocer nuestros consejos específicos por edad para preparar a tus hijos para la universidad.

Imagen via Thinkstock

Infantes y preescolar 1

Infantes y preescolar

Imagen vía Thinkstock.com

En vez de invertir todo tu tiempo y recursos mandando a tu hijo a un pre-kinder que lo prepare para una educación en alguna escuela a la que quizás ni quiera ir, prueba darle a tu bebé libertad cuando está pequeño.

  • Deja a tu hijo jugar independientemente y con pocas limitaciones y por el tiempo que quiera. Juego independiente ayuda a desarrollar confianza, creatividad y seguridad en sí mismo y también enseña cómo resolver problemas y más --todas destrezas que son necesarias para sobresalir en la universidad.
  • No te olvides de leerle a tu hijo todos los días, desde el momento que nace. La lectura le da a los bebés excelentes beneficios en su desarrollo mientras que le siembras el amor por los libros desde una temprana edad, algo que le ayudará con los exámenes más tarde.
Advertisement

Escuela primaria 2

Escuela primaria

Image via Thinkstock.com

Una vez más, tus objetivos deben ser edificar confianza y establecer amor por el aprendizaje.

  • Ayuda a tu niño a dominar habilidades básicas de lectura, escritura y matemáticas de una manera divertida. Con una base sólida en los conceptos básicos de aprendizaje se sentirá capaz y es probable que se acerque a nuevos temas con gusto, en lugar de sentirse intimidado.
  • Ayuda a tu niña a que pruebe diferentes aficiones y a que empiece a tener una idea de lo que le gusta y de cuáles son sus intereses personales.
  • Comienza a hablar con tu hijo de manera informal sobre lo que son la escuela secundaria y la universidad, y lo que significan para su futuro.
Advertisement

Escuela Media 3

Escuela Media

Imagen vía Thinkstock.com

Ahora es el momento de empezar realmente a plantar las semillas.

  • Habla con tus hijos acerca de lo importante que es centrarse en sus estudios y lograr buenas calificaciones en ruta a la escuela secundaria. Si no les va bien en la escuela media los pueden poner en una senda menos exigente en la escuela secundaria, lo cual afectará la forma en que serán vistos por los encargados de la admisión en la universidad.
  • Anima a tus hijos a que se centren en algunas de sus aficiones y actividades extracurriculares favoritas, para que puedan mejorar sus habilidades en esas áreas a tiempo para la escuela secundaria, la cual suele ser mucho más competitiva académicamente y atléticamente.
  • Lleva a tus hijos en viajes de un día a las ciudades universitarias. Esto ayudará a crear un cierto entusiasmo por el futuro y ayudará a mantener el objetivo de asistir y graduarse en la universidad muy presentes en sus mentes.

Escuela Secundaria 4

Escuela Secundaria

Imagen vía Thinkstock

 

Es de esperar que tu estudiante de secundaria ya haya comenzado a pensar en la universidad, pero si no lo ha hecho hay algunas cosas que puedes hacer para que arranque.

  • Pregúntale a tu hijo qué quiere hacer para ganarse la vida, y habla con él sobre los pasos que tiene que dar para llegar allí. Los hechos son lo mejor, tu opinión podría desalentarlo.
  • Ayúdalo a averiguar si su programa de estudios en la escuela secundaria cumple con los requisitos de las escuelas que le interesan.
  • Llévalo a visitar diferentes escuelas que tengan buenos programas relacionados con sus intereses. Puedes hacer esto informalmente y/o en una visita oficial.
  • Ayúdalo a encontrar la manera de prepararse para el SAT y el ACT.