mom with kidCuando me convertí en madre no pensé particularmente sobre el hecho de que yo era una mamá latina, estaba simplemente abrumada por todo el asunto de ser madre. Sin embargo, ahora que me he acostumbrado más a todo esto, se ha vuelto bastante innegable que, de hecho, soy una mamá latina. Para empezar, realmente prefiero que mis hijos me llamen mami o mamá en lugar de "mommy" o "mamá", me parece que me queda mejor.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Lecciones de las princesas de Disney para enseñarle a tus hijas

Les pedí a algunas mamás que me ayudaran con esto y que terminaran la frase, "Tú sabes que eres una mamá latina cuando..." y estas son algunas de las respuestas que me dieron.

  • Vas a Costco y deseas que tengan un tubo gigantesco de Vick's VapoRub.
  • Utiliza tus chanclas como herramientas disciplinarias.
  • La abuela vive contigo.
  • El único momento del día en que no les permites a tus hijos acercarse a ti es cuando están pasando la telenovela.
  • Nunca dejas que tus hijos salgan de casa sin un suéter, incluso si vives en un lugar que es más caliente que el infierno.
  • En cuanto tu hijo se lastima saltas con "sana, sana, colita de rana"
  • Si estás en la cocina sabes que una cuchara de palo no es sólo para cocinar; y tus hijos también.
  • Si tienes una niña haces que le perforen las orejas ANTES de salir del hospital.
  • Les enseñas a tus hijos a que nunca salgan de la casa con el pelo mojado, porque podrían enfermarse.
  • No hay nada que una taza de té de manzanilla no pueda mejorar.

Dime que no soy la única que se identifica con un montón de estas características.

Imagen vía iStock

Topics: ser mamá  mamá latina