Ninguno de tus hijos está exento de ser víctima de bullying o el responsable de esta práctica causante de tantas tragedias en escuelas y las familias. Los padres tienen la responsabilidad y el deber de informarse sobre ésta dura realidad para que aborden de forma correcta esta situación. Te decimos cómo comprender y abordar este problema antes de que sea tarde. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 4 Tips para conseguir que tus hijos se peleen menos

1. Ayúdales a entender qué es el bullying: Ellos necesitan saber en qué consiste el bullying  o acoso y la importancia de hablarlo con un adulto en el que confíen para que puedan pedir la ayuda necesaria. Háblales sobre cómo aprender a parar este tipo de situaciones de forma directa y segura, y anímalo a que reporte la situación cuando ocurra. Motívalos a que ayuden a otros niños que sufren de bullying y reporten lo que ocurre.

2. Mantén la comunicación abierta: Los hijos necesitan de la orientación y de la opinión de sus padres, especialmente, cuando tienen que tomar decisiones que pueden resultarles complicadas. Conversa diariamente con ellos sobre lo que les ocurre, cómo se sienten o qué piensan de un tema en particular. Hablar directamente del bullying es un paso importante para entender los efectos en los niños o jóvenes. Pregúntale si tiene miedo de algo o de alguien, qué hace ante una situación en la que ve o se siente afectado. Si pasó algo que lo hizo sentir mal en la escuela y no sabe qué hacer. 

3. Participa en sus actividades escolares: Dedica tiempo para leer la información de la escuela y comentarla en casa. Visita el web site de la escuela semanalmente, encuéntrate con los profesores o comunícate con ellos por vía e-mail, intercambia el teléfono y el e-mail con otros padres.

4. No ignores lo que está sucediendo: Cualquiera que sea la situación en la que el estudiante se haya sentido agredido o molestado debes tomarlo seriamente y dejarle saber que estas ahí para ayudarle. Es importante que intervengas tan pronto como detectes un problema.

5. Mantén la calma: Cuando intervengas evita discutir con cualquier estudiante. Aborda la situación con respeto y exige respeto también. Antes de sacar tus propias conclusiones escucha a los demás para detectar si alguno de los involucrados en el bullying podría padecer de un desorden sicológico, o mental. Incluso, si en lugar de ser la víctima es el victimario.

6. Busca la ayuda adecuada: Ten cuidado con brindar ayuda en temas que no estés preparada. Lo mejor es referir al profesional correspondiente en la escuela. 

7. Establece límites a su acceso a la tecnología: Infórmate sobre el cyberbullying y ensénales que no deben responder o re enviar e-mails de amenazas o maltrato. Hazte su amigo en las redes sociales y haz que el computador familiar sea el único al que tiene acceso para que lo tengas en un lugar público, en donde pueda ser monitoreado. Si le das un celular con cámara, déjale saber que vas a estar pendiente de sus llamadas en video, al igual que sus mensajes de texto.

Imagen vía Thinkstock

Topics: abuso  consejos sobre crianza  violencia