Cuando vi el video de Jacob Rudolph, asumiendo, frente a una multitud de 300 personas de su escuela secundaria, que había estado actuando toda su vida, porque en realidad él era gay, y cuando luego vi como esa misma multitud lo ovacionó de pie, no sino pude sentirme feliz porque en nuestro país las cosas están cambiando. Y pensé, ojalá tuviéramos un Jacob Rudoph en cada escuela.

El vídeo fue filmado el 18 de enero por Jonathan Rudolph, el papá de Jacob, el mismo día en que el muchacho recibió el premio como "actor de su clase" en la escuela secundaria donde estudia, en Parsipanny, Nueva Jersey.

Qué orgullo de hijo y qué orgullo ese papá, quien además puso el vídeo en YouTube con una nota en la que se lee:

"La reacción de los estudiantes es un testimonio del progreso que hemos hecho en nuestra sociedad para respetar a todos. Pero todavía tenemos un largo camino por recorrer. Jacob hizo su declaración para que otros adolescentes que son gays y lesbianas sepan que no están solos y que en algún momento, esperemos no muy lejano, ningún niño nunca tenga que pretender ser lo que no es para evitar ser intimidado, acosado o asaltado".

Hay que tener coraje para hacer lo que hizo Jacob. En cuanto a su papá, en eso es  en lo que consiste el verdadero amor incondicional que los padres le profesamos a nuestros hijos, cuando los aceptamos como son. Creo que la aceptación y la tolerancia son de las expresiones más elevadas de ese amor.

Recuerdo que cuando estaba embaraza de mi primer hijo, rezaba todos los día para que viniera sano y me preguntaba que pasaría si fuera gay. En ese momento resolví que lo querría aún mucho más, para que se sintiera seguro y aceptado y tuviera la fortaleza y la entereza de que aceptarse y quererse así mismo.

Mis dos hijos son heterosexuales y porque soy mamá de dos varones sé que todavía hay mucha intolerancia en nuestras escuelas y en nuestra sociedad en general, hacia las personas que no son como la mayoría.

Siempre uso como ejemplo que mis artistas favoritos, Elton John y Franco De Vita, sean gay: son talentosísimos y exitosísimos, sin importar sus preferencias sexuales. Cuando mi admirado periodista de CNN, Anderson Cooper, salió del clóset, también fue tema de conversación en mi casa  y ese día les dije a mis hijos que precisamente porque era gay, me parecía que Anderson era aún mejor persona.

También aproveché el discurso del presidente Barack Obama durante la inauguración de su segundo mandato el pasado lunes, para hablarle a mis hijos de la importancia de la lucha por los derechos de los gays y las lesbianas, que nuestro presidente equiparó con la lucha por el voto de las mujeres (Seneca Falls) y con la lucha por el voto de la población negra (Selma).

Gracias al histórico discurso de Obama, pudimos discutir el tema y como a mis hijos les encanta el Presidente, pues gané puntos en mi batalla por la tolerancia y el respeto que debemos profesar a todos los seres humanos sin distingo de raza, sexo o preferencia sexual.

Sé que esta noche el valiente vídeo de Jacob Rudolph será otra gran oportunidad para afianzar en mis hijos los valores del respeto y la tolerancia, y para seguir encaminándolos en una cultura anti odio. Y les repetiré, una vez más, que todos fuimos creados iguales. Y que eso es lo verdaderamente importante.


Imagen vía YouTube

Add Comment ¿Hablarías con tus hijos de estos temas?
About the author

Enriqueta is a journalist that went from the newsroom to the world of public relations and 6 years ago discovered the beauty of creating content for various companies. She is based in South Florida, and is the creator of Savoir Faire The Pleasures of the Palate, a blog that marries two of her passions: writing and cooking. 

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Hablarías con tus hijos de estos temas?

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...