Las manos de mi abuela eran ásperas de tanto que habían trabajado en la vida, pero cuando me daba palmaditas en la espalda justo antes de dormir se convertían en las más tersas del mundo. Cuando pienso en los muchos momentos gratos y de ternura que atesoro de mi infancia de alguna manera la música está presente. A veces escuchar alguna de las melodías de esos días en los que mi vecindario era un continente y esperaba al heladero, me remonta a la infancia, ese tiempo que es el territorio natural de la gracia. Me atrevo a decir que no estoy sola en mi conexión con la música, sobre todo la música infantil.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 6 juguetes bilingües para tus hijos

A casi todos nos remueven los recuerdos las canciones de la infancia ¿o me equivoco? Es más, una vez que nos convertirmos en madres, creo que además de arrullar a nuestros hijos con esas canciones infantiles que guardamos en nuestros recuerdos y que para muchas de nosotras son también una conexión con nuestra tierra, también nos emocionamos hasta las lágrimas la primera vez que vemos a uno de nuestros hijitos entonando alguna melodía.

Así que para rendir un homenaje a esas canciones que nos conectan con nuestras raíces y nuestra infancia, elaboramos una lista de melodías provenientes de distintos países latinoamericanos que estarán eternamente entre nosotros.

 El patio de mi casa:

Tengo una muñeca vestida de azul:

Los pollitos dicen pio, pio, pio:

Aserrín, aserrán:

La vaca lechera:

 Arroz con leche:

A la rueda, rueda:

Las manitas (para niños más pequeños):

Qué linda manita: 

La lechuza:

 La Gallina Turuleca: 

En el bosque de la China:

 En la granja de mi tío:

La feria de Cepillín:

El elefante del circo:

Imagen vía Thinkstock

Topics: consejos de crianza  canciones de cuna