Madre y maestra enfrentan al sistema escolar y ganan la pelea (VÍDEO EXCLUSIVO)

¿Cuántas veces como madre has sentido que debes defender a tus hijos de alguna injusticia? Dígame cuando se trata de algún asunto escolar, donde además  te sientes atrapada en la burocracia que no te escucha, que te rechaza y lo más importante: que intenta silenciarte. Es horrible, yo lo viví hace dos días en la reunión de la sociedad de padres de la escuela de mi hijo mayor, donde un señor –con un inglés y un acento peores que los míos- se paró a hablar de un problema de bullying por el que aparentemente atraviesa su hijo mayor.

Advertisement

Atónita me quedé, cuando le dijeron que no era el lugar para hablar de ello y más aún me paralizó el hecho de que al menos 40% de los padres presentes éramos hispanos y solamente dos nos paramos a defender a ese hombre, en cuyos zapatos podríamos estar cualquiera de nosotros y todo el mundo prefirió hacerse el sordo. Pero eso es harina de otro saco y lo conversaremos después.

Hablemos de la historia de Jamie Fitzpatrick, una madre soltera de Pensilvania, una mujer como muchas, que tiene dos trabajos y pocas horas de sueño para sacar adelante a su hija, cuyo problema de dislexia  la lleva a ser el blanco de las burlas y el acoso de sus compañeros de clase. Mientras que su mamá en vez de amilanarse por la supuesta posición de desventaja socioeconómica en la que se encuentra, decide enfrentar a la maestra, a la escuela y al sistema de educación completa para lograr un cambio positivo en pro de su hija y de los otros niños de la escuela.

En su titánica labor la acompaña Nona Alberts, una maestra que había caído en la decidia impuesta por el sistema escolar, quien además está en pleno proceso de reconstruir su vida: se está separando y lucha con los problemas de aprendizaje de su propio hijo. Pero estas valientes mujeres, convierten sus tragedias y frustraciones en el motor que las mueve a lograr un cambio. Se enfrentan con garra y honestidad a un sistema de educación corrupto que preferiría seguir siendo indiferente ante el hecho de estar empujando a los niños hacia la delicuencia y la decidia, en vez de estar formando ciudadanos de bien.

La lucha de estas mujeres que han dejado de lado sus diferencias de clases sociales y raciales, para unirse en la fuerza que  mueve a una madre a la hora de sacar la cara por sus hijos es recompensada: consiguen hacerse de la dirección de una escuela  fallida.

Esta historia con final feliz es la trama de la cinta "Won't Back Down", dirigida por Daniel Barnz, que llega hoy a las salas de cine. Jamie Fitzpatrick no es otra que Maggie Gyllenhaal y Nona Alberts es nada más y nada menos que Viola Davis, cuyas magistrales actuaciones son acompañadas por otro grupo de excelentes actores como Rossie Pérez y Oscar Isaac. Ellos y su historia deben ser vistos y apreciados por todo el mundo, especialmente por todas las mamás latinas como tú y como yo, que a veces sentimos que hay situaciones que nos superan y que nos sentimos deshauciadas e impotentes ante la burocracia, la llenadera de papeles y los encuentros con funcionarios públicos que en vez de ayudarnos entorpecen o frustran nuestras solicitudes.

Hacía mucho tiempo que una cinta no me emocionaba y no me inspiraba tanto como "Won't Back Down". Esta historia, bien puede desprenderse de la pantalla cinematográfica y ser protagonizada por cualquiera de nosotras. Cualquier madre que tenga ganas de luchar por sus hijos bien puede ser una Jamie Fitzpatrick de carne y hueso.

Y ahora te damos un abreboca de lo que verás en la gran pantalla con las entrevistas que MamásLatinas.com, sostuvo con los protagonistas y el director:  

Imagen vía 20th Century Fox

Topics: array