Secuestró a su hija hace 12 años y se convirtió en una de las más buscadas del FBI

Tras 12 años como fugitiva en España, Yvette Torres, de 49 años y quien estaba en la lista de los secuestradores más buscados del FBI, se rindió ante las autoridades y entregó a su hija Sabrena, de 14 años, a su padre biológico Davis Beck, según reportó nydailynews.com.  

Torres, quien hace 12 años desapareció sin dejar rastro con su hijita, quien por entonces sólo tenía 2, negoció un acuerdo con el FBI para regresar al país y tras ser detenida, salió el libertad luego de que su familia pagó una fianza de $75.000. También conocida como Yvette Dawson, Yvette Torres-Dawson e Yvette Thompson, la mujer sufre de trastorno bipolar y será evaluada y tratada por "trastornos mentales".

Advertisement

Torres fue acusada de secuestrar a su hija luego de no regresarla a su padre tras una visita programada de dos semanas en el año 2000. El 17 de junio de ese año, la mujer buscó a la niña en la casa del padre, en Hauppauge, Long Island, en el estado de Nueva York, pero no la regresó el 1 de julio de 2000, tal como había sido establecido en el acuerdo de custodia que mantenía con Davis Beck.

En su lugar, Torres viajó a Europa con David Dwason, el hombre con quien se había casado y del que estaba separada cuando engendró a Sabrena con Beck. En los pasaportes figuraban como Yvette y Sabrena Dwason. La familia fue primero a Londres, luego viajó por Francia en tren y cuando llegaron a Barcelona, en España, la mujer desapareció con la niña y Dwason regresó a Estados Unidos.

Pese a que el FBI emitió una orden de captura contra Torres, la mujer vivió prófuga por 12 años ¿Qué fue de su vida y la de la pequeña Sabrena en ese período? ¿Cómo vivieron y cómo pudieron esconderse de la justicia por tantos años? Todo eso está por verse.

Mientras, Beck, quien nunca se casó con Torres, logró que la Corte de Familias del Condado de Suffolk le otorgara la custodia de Sabrena quien hoy es una adolescente de 14 años y vive con su papá en Long Island.

Independientemente de los derechos de Beck como padre, que los tiene y los ha defendido hasta lograr la custodia de Sabrena, me pongo en el lugar de la jovencita ahora separada de su mamá con quien vivió estos 12 años y también me pregunto ¿cómo habrán sido esos años al cuido de quien como Torres padece una enfermedad como el trastorno bipolar?

Imagen vía FBI

Topics: abuso infantil  divorcio